elcomercio.es
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 15 / 23 || Mañana 13 / 19 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
«La vida del emigrante es dura»

Asturias

«La vida del emigrante es dura»

Diego Valiño, periodista ovetense de 26 años, trabaja en Munich como camarero de piso en un hotel mientras aprende alemán

15.09.12 - 02:44 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
No hay mal que por bien no venga. Diego Valiño Sela (Oviedo, 1986) ha adelgazado 15 kilos en tres meses. Porque lo que más añora de Asturias es la comida -«no es que no me guste la alemana, pero la que tenemos allí es insuperable»- y porque vive en un sinvivir haciendo camas, pasando la aspiradora, limpiando el polvo, ejerciendo, en definitiva, de camarero de piso en el Hotel Regent de Munich.
No se le caen los anillos ni mucho menos a este periodista ovetense -con experiencia en prensa, radio, televisión, agencias y gabinetes de prensa- que, entre la crisis y las ganas de dominar un idioma extranjero, tomó rumbo a Alemania y acabó de camarero casi por casualidad. «En febrero regresé a vivir con mis padres a Oviedo después de ocho años seguidos en Madrid», relata, y continúa hasta llegar al tweet de una mujer que buscaba urgentemente camareros de piso para Munich. Le escribió preguntando por los requisitos y la respuesta fue simple: «Ganas de trabajar». Le mandó el currículo y le seleccionó sin entrevista previa. A finales de mayo voló a Munich.
Su intención inicial era encontrar un empleo en un país de habla inglesa, pero surgió la oportunidad alemana y no miró atrás. «Tres meses después puedo decir que no me arrepiento de la decisión, aunque hay cosas que no me gustan». No es para menos. Su situación no es precisamente idílica: «Alemania lo que me está enseñando es que la vida del emigrante es dura», dice. Y lo es porque en la actualidad comparte hogar con 15 compañeros de trabajo repartidos en dos pisos que deberían albergar un máximo de seis personas. En principio, la empresa les prometió alojamiento; después se lo negó y en julio les consiguieron los dos pisos a la espera de que sean más. «Desde que llegué no he parado de hacer camas individuales y de matrimonio en el hotel mientras yo me tengo que conformar durmiendo en una colchoneta de camping», dice.
Esa incomodidad no le arredra en absoluto. Tampoco las dificultades de la lengua teutona. «Es un idioma muy complejo», afirma. No ha tenido oportunidad de conocer a muchos alemanes durante su corta estancia, de modo que ignora su opinión sobre España y Asturias, pero la que se vierte a través de la prensa no es en absoluto positiva. «La prensa alemana habla bastante mal de nuestra situación económica. La única portada positiva que vi fue cuando la Selección de fútbol ganó la Eurocopa. El resto de noticias han sido siempre para recordar que vamos a pique».
Él está al tanto de lo que sucede en España a través de los digitales y sabe que las cosas, efectivamente, no pintan bien. Pero lo suyo no es el pesimismo. «No estoy en Alemania por obligación. Es más, podría estar en Oviedo tan tranquilamente sin hacer nada, pero considero que con 26 años hay que ser aventurero y arriesgar, y esto que estoy haciendo en Alemania me lo tomo como una experiencia con vistas a largo plazo». Seguirá aprendiendo alemán, haciendo camas y buscando un empleo mejor en algo que le guste.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
«La vida del emigrante es dura»

Diego Valiño Sela en el castillo de Neuschwanstein. :: E. C.

Videos de Asturias
más videos [+]
Asturias


El Comercio Digital

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.