elcomercio.es
Miércoles, 22 octubre 2014
cubierto
Hoy 12 / 15 || Mañana 7 / 11 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Los atardeceres en el Malecón

Asturias

Los atardeceres en el Malecón

Pilar y Olaya Fernández, tía y sobrina, encontraron su futuro laboral en Cuba y no tienen entre sus planes el de regresar a España

22.09.12 - 00:39 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Los atardeceres en el Malecón
Pilar y Olaya Fernández, con sus mascotas 'Bimba' y 'Lalo', en la casa de la primera en La Habana. :: E. C.
«la gente piensa que aquí trabajamos debajo de una palmera, pero es injusto, sí se trabaja». Olaya, ovetense de 24 años, lo explica con claridad tras una de sus jornadas laborales de nueve a siete en una prestigiosa consultora afincada en Cuba. Si la trasladaran a una sucursal americana o europea, seguramente lo que vería al salir de su apartamento serían yuppies con un café en la mano, apresurados, pero en cambio, nada más poner un pie en el enlosado de la calle 23 («el equivalente a la Calle Uría de Oviedo») la saludan cada mañana «cines, heladerías, tiendas...» impregnadas de cadencia caribeña.
Antes vivía en la zona de Playa, «más residencial», describe, donde compartía techo con su tía. Salir de esa casa, típica de los años cincuenta, es como dejar atrás un cuadro de Frida Kahlo, con un jardín lleno de exuberantes plantas.
En el caso de la avilesina Pilar Fernández, lo que le llevó a Cuba por vez primera fueron los negocios de su empresa, y aunque «no fue amor a primera vista», poco a poco acabó sucumbiendo. Quizás debido a lo que para ella es «lo mejor de Cuba: la alegría de vivir». O tal vez que los cubanos son «mejores en la conversadera, como ellos dicen, en dar la muela, y son muy generosos en el halago». Pero que nadie se equivoque: hablar y ligar puede ser fácil, pero no todo es un camino de rosas. Olaya, que puso su primer pie en la isla para visitar a Pilar y sus hermanos en 2001, comparte su experiencia: «Las relaciones sentimentales son más complicadas que en España, porque el cubano es muy machista y celoso, y las mujeres también. Si no lo eres, piensan que no te importa. Es cultura y educación diferente». Por tanto, «es algo que hay que aclarar desde el principio, porque si no lo dejas claro, no funciona el noviazgo». Otro escollo para una pareja de cubano y española (o viceversa) es, a su juicio «que los jóvenes tampoco quieren superarse profesionalmente, no saben aprovechar las oportunidades que les brinda el país». En lo que respecta al tema del momento, la crisis de España, desde una óptica cubana, se ve «aún más horrible. Aquí lo último que harían sería tocar la sanidad y la educación. De esto deberíamos aprender. Es el futuro de nuestro país», advierte. Y eso, que, como cuenta Pilar, «en Cuba se vive en crisis desde hace muchos años, pero nada que ver con la que tienen hoy en España. Se vive de forma totalmente diferente, aquí, todo es más sencillo». Olaya apunta que «los cubanos veían España como una tierra de oportunidades, pero ahora hay información y saben como está de complicado el trabajo».
¿Irse a Cuba, como ella hizo, es una opción para un joven español en paro? Pilar se muestra clara en este aspecto. «Tiene que ser que alguna empresa extranjera te contrate y puedas venir, con lo cual tampoco es muy fácil». Olaya, antes de tener su actual trabajo, pasó por otras empresas en Cuba y México, pero no se libró del todo del paro juvenil que asola Asturias. Por una temporada tuvo que volver a casa con su madre, en el barrio de La Ería de Oviedo, a repartir descuentos para bares en la Calle Mon. Pero hasta a eso le aplica la filosofía cubana de 'lo que sucede, conviene': «Vi a mi madre, a los amigos que llevaba mucho tiempo sin ver». Luego cruzó el charco de nuevo y fue seleccionada para su actual trabajo.
Olaya y Pilar no se plantean volver a establecerse en España. Las dos admiten que no puede decirse «de este agua no beberé», pero sus planes actuales «no pasan por ahí». Por aburrimiento no será. «Presumo de tener muchos amigos, asturianos y españoles, que más que amigos son familia. Los expatriados nos unimos mucho», relata Pilar, que se ha convertido en un eje fundamental de la colonia española. Entre otras cosas, forma parte de la Junta Directiva de la Asociación de Españoles en Cuba. No es extraño verla acogiendo en su casa cenas con el embajador, con artistas, con periodistas... de origen español. Pero también cubanos, como el actor y cineasta Jorge Perrugorría, 'Pichi', y su familia. Una saga que para Olaya fue muy importante. «Al comienzo fue difícil encontrar amigos», reconoce, pero gracias a los hijos del director, cuyo último trabajo ha sido dirigir un documental sobre la primera gira en el país caribeño de la cantante cubanoamericana Cucu Diamantes, ha consolidado «muchas amistades». Tanto Pilar como la recién independizada Olaya les tienen «abiertas las puertas» de sus respectivas casas.
Pero, a veces, no basta con eso. Porque como lamenta la pequeña de las Fernández, «poca gente de Asturias puede permitirse venir a verte». Es raro encontrar un billete desde Asturias al Aeropuerto José Martí por menos de ochocientos euros. «Me da lástima, porque Cuba es digna de ver», afirma. Y de disfrutar. Entre otras cosas, están «los tratamientos estéticos y masajes, mucho más baratos que en nuestro país, y los locales con encanto de la Habana Vieja que tocan música en directo. O revolver entre los mercadillos de libros antiguos». La lista que enumera Pilar crece recorriendo la rica vida cultural de la urbe cubana, con pintura, fotografía... de la que son asiduas. Pero se no olvidan lo más representativo: siguen disfrutando, «como la primera vez», de formar parte de la postal más famosa de Cuba: un atardecer en el Malecón.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Videos de Asturias
más videos [+]
Asturias


El Comercio Digital

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.