elcomercio.es
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 15 / 20 || Mañana 14 / 19 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Más de 300 ciclistas plantan cara al coche

GIJÓN

Más de 300 ciclistas plantan cara al coche

23.09.12 - 02:41 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
De las toallas y las sombrillas a los cascos y las rodilleras. Ayer por la mañana la playa de Poniente vivió esta peculiar metamorfosis. La culpable fue la marcha ciclista organizada para conmemorar el Día Europeo Sin Coches que hizo que la explanada que se encuentra delante del Acuario fuera literalmente tomada por una oleada de ciclistas de todas las edades y condiciones. Todos dispuestos a pasar la mañana del sábado entre pedalada y pedalada.
Bicicletas de montaña, de paseo, con tres ruedas e, incluso, con el carrito para el niño detrás. Esto, y más, se podía encontrar entre las más de 300 personas que se unieron a esta particular 'bicicletada'. Por un día las bicis fueron las reinas de las carreteras apartando a la cuneta, aunque sólo por un momento, a coches y autobuses. Los centenares de ciclistas enfilaron por un Marqués de San Esteban desierto y dispusieron del paseo del Muro todo para ellos, lejos de la polémica de días anteriores en relación al carril bici. Este año no hubo guerra entre claxón y timbre como ocurrió en la edición pasada. Las dos ruedas tuvieron conexión directa y sin obstáculos entre la playa de Poniente y el Jardín Botánico, donde terminaba el recorrido.
«Así sí que merece la pena coger la bicicleta, nada de estar mirando a todos los lados con miedo o de sentir pasar a los coches a toda velocidad», comentaba Fernando Muñiz. Él al igual que muchos otros acudió a la marcha con toda su familia. Sus hijos Damián y Diego eran un manojo de nervios con casco y rodilleras montados en cuatro y dos ruedas respectivamente. El primero «porque por primera vez voy a conducir en una carretera de verdad» y el segundo por los policías en moto que los iban a escoltar camino del Botánico, «somos muy importantes».
La misma sensación de ser dueños de la calzada la compartía María Casado, quien coge la bici casi todos los días: «Es bonito que por un día las bicicletas disfrutemos de un lugar privilegiado».
Manifiesto a favor de la bici
Antes de la salida, miembros de la asociación Asturies Conbici, la encargada de organizar la marcha, leyeron un manifiesto reivindicando el papel que tiene que jugar la bicicleta en el próximo Plan de Movilidad. «No podemos seguir en un modelo de ciudad que es solo para los coches», afirmaron mientras animaban a las autoridades a «construir una ciudad para peatones y bicicletas, donde el automóvil sea solo un invitado».
Buena nota de todas sus peticiones y del sentir general de los usuarios de las dos ruedas pudo tomar Rafael Felgueroso, concejal de Seguridad Ciudadana y Movilidad, quien cambio el traje por los pantalones cortos y participó en la marcha.
Después de casi dos horas de intenso pedaleo llegaron al Jardín Botánico donde se había habilitado un aparcamiento para las bicis. Quien quiso pudo entrar gratuitamente en el parque. Finalizada la marcha, la vuelta a casa la hizo cada uno por su lado y, esta vez, compartiendo espacio con los coches.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Más de 300 ciclistas plantan cara al coche

La marcha ciclista a su paso por el paseo del Muro. Para evitar problemas entre ciclistas y coches se cortó el tráfico en toda la calzada. :: BILBAO

Videos de Local
más videos [+]
Local


El Comercio Digital

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.