elcomercio.es
Sábado, 23 agosto 2014
claros
Hoy 17 / 22 || Mañana 15 / 21 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
Las escuelas de idiomas, hasta la bandera

Asturias

Las escuelas de idiomas, hasta la bandera

15.10.12 - 02:37 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Es ahora o nunca. Aprender idiomas o quedarse atrás. Lo saben Mariano Rajoy y el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, encabezado por Cristóbal Montoro, que acaba de formalizar un contrato público por importe de 285.600 euros para que los altos cargos del departamento reciban clases presenciales de inglés, francés y alemán. Y así lo han considerado también los cientos asturianos que han desbordado muchas de las aulas de las ocho Escuelas Oficiales de Idiomas (EOI) del Principado. Todas ellas, con una queja común: mientras que la demanda crece hasta niveles nunca antes vistos en la región, las plantillas docentes se estancan. Y, así, con los mismos medios, hay que atender a muchos más estudiantes distribuidos en grupos que llegan a rozar los cuarenta alumnos cuando la ratio fija un máximo de 30.
Eso es lo que ocurre, por ejemplo, en la Escuela de Luarca, donde su directora, Luisa María Miguel Esteban, explica que, este curso, tienen dos grupos del primer curso del nivel intermedio de inglés con 37 alumnos cada uno. Y no es casualidad: la lengua internacional sigue siendo la más demandada y ese es el curso (el tercero de seis) al que se accede si se ha superado el Bachillerato.
En la Escuela, donde el incremento de la demanda en el caso de ese idioma respecto al curso pasado ha sido de un 30%, saben que «no hay dinero», así que su responsable pide, sin mucha convicción: «Necesitaríamos un profesor de inglés, pero soy consciente de que eso no va a pasar, porque en la consejería te dicen que te arregles con lo que tienes». Y, en total, repasa, son tres docentes para todos los niveles (211 alumnos presenciales y más de veinte a distancia). Dos de ellos, además, en cargos directivos.
«Estamos agobiados y llevamos varios años haciendo un esfuerzo personal para no dejar a nadie fuera y competir con la Escuela de Ribadeo, que oferta todos los idiomas imaginables y que, desde Galicia, capta alumnos asturianos», cuenta Miguel Esteban, mientras que en Luarca no se oferta alemán, el gran protagonista de este curso, con el país germano tirando de la Unión Europea.
Tampoco se imparte en los centros de Cangas del Narcea y Llanes, como confirma la directora del centro del Oriente, Idoia Marcos, que, no obstante, ha notado un repunte de la demanda de francés y que ha tenido que dejar a potenciales alumnos fuera por vez primera.
Y lo mismo ha pasado en Langreo, donde el responsable del centro, Juan Fondón, cuenta que, en el primer curso del nivel básico de alemán, tienen «setenta personas en lista de espera, cuando antes setenta era el número total de alumnos. Hemos pedido que se cree un grupo más para que puedan entrar treinta estudiantes más, pero cuarenta se van a quedar fuera de todas todas», asume, resignado.
Objetivo: adiós a las colas
Con esas cifras, listas de espera y nueve grupos en el primer curso del nivel intermedio de inglés, no es de extrañar que el incremento total en Langreo haya sido espectacular: «Rondamos el millar de alumnos mientras que hace tres años teníamos cuatrocientos estudiantes». Un aumento, aclara, que no es a coste cero: «Se hace a costa de que todos los docentes vamos ahogados de una clase a otra». Y que tiene una causa clara: «Hay mucha gente que comenta que se ha quedado en el paro y otra que cuenta que tiene miedo a perder su trabajo y que, por eso, quiere más formación». Alumnos a los que se suma el profesorado de los programas bilingües que acude en busca de las certificaciones de los niveles más avanzados y «docentes de la concertada a los que les están empezando a exigir inglés también para impartir clases en ese idioma».
Mientras, en la Escuela Oficial de Idiomas Gijón, su directora, Nuria Blanco, que habla de 500 solicitudes de admisión más que el año pasado, la misma plantilla y también exceso de demanda en el curso básico de alemán, va a lo práctico y reclama «mejoras para el alumnado como que los estudiantes puedan ir dos días semanales a clases de una hora y cuarenta y cinco minutos de duración, y no tres días a clases de hora y media o una hora, como ocurre ahora. O que se puedan realizar los trámites de matrícula por internet», lo que ahorraría a muchos las evitables colas.
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Las escuelas de idiomas, hasta la bandera

La directora de la Escuela Oficial de Idiomas de Gijón, Nuria Blanco, con un grupo de estudiantes. :: ÁLEX PIÑA

Videos de Asturias
más videos [+]
Asturias