elcomercio.es
Miércoles, 22 octubre 2014
llovizna
Hoy 15 / 19 || Mañana 14 / 21 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
«El proyecto para trasladarlos a El Cristo es muy racional»

Oviedo

«El proyecto para trasladarlos a El Cristo es muy racional»

16.12.12 - 01:39 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Lleva cuatro décadas vinculado a la Escuela de Minas de Oviedo como alumno, profesor, secretario y subdirector. Desde este curso, Francisco Blanco (1953) ha relevado a Mario Menéndez como director. Entre sus proyectos está mejorar la estética del edificio, con más de medio siglo, aunque no descarta, en un futuro, el traslado a una nueva escuela. Eso sí, siempre dentro de la ciudad: «El debate de ir a Mieres espero que esté zanjado».
-Esta es su segunda casa.
-Comencé a estudiar en 1972, terminé la carrera en 1979, y estuve dos años trabajando en la industria. En el 83 me incorporé a la escuela y desde entonces sigo aquí. Fui profesor y de 1998 a 2002 secretario con Luis Escanciano. Decidió no repetir mandato y entonces unos compañeros de curso creamos un grupo para acceder a la dirección. Mario Menéndez, como director, me nombró secretario. A los dos años el subdirector dimitió y pasé a ese cargo, donde estuve ocho años.
-Y ahora está usted al frente.
-Se convocaron elecciones en setiembre. La única candidatura que se presentó fue la mía y no hizo falta hacer el proceso electoral. Es un síntoma común últimamente en la Universidad, no sé si por la época o la crisis no son cargos apetecibles.
-¿Qué proyectos tiene en mente el nuevo equipo?
-El trabajo de la anterior dirección fue en grupo y lo más importante fue la implantación del Espacio de Educación Europeo, que en nuestro caso supuso unos momentos complicados por el dichoso traslado a Mieres. Se intentaban reordenar las escuelas de minas, aunque solo hay una, la de Oviedo. En Mieres hay Escuela de Ingeniería Técnica Minera. Fue un trabajo importante y ahora tenemos que terminar de implantar el grado y el master en Ingeniería de Minas para dar continuidad a los graduados tanto de Oviedo como de Mieres.
-¿Cuántos años estudiarán entonces los alumnos?
-Unos seis, aunque aún se está mirando. Bolonia se pensó con muy buen criterio, para intentar que todos los países convergieran, pero España ahí se precipitó. De la mayoría de países de Europa, solo España, Chipre, Eslovenia y Turquía cogieron el grado de cuatro años, el resto se mantuvieron con los de tres. El master tendrá la duración de uno o dos años. La idea es volver a pasar a tres la titulación de Grado, pero no hay nada en firme.
-¿Qué otras necesidades tiene la escuela?
-En cuanto a medios docentes, como las aulas de informática, todas están perfectamente equipadas. Lo único que nos quedaría es mejorar el aspecto visual de la escuela. Tiene 52 años y está un poco abandonada en cuando a mejoras y mantenimiento. Necesitamos renovar ventanas, la pintura, la calefacción. todo para mejorar la confortabilidad, aunque en estos momentos de crisis resultará complicado e intentaremos ir poco a poco. Otro tema es el de personal, en los laboratorios se jubila la gente y no se cubren las plazas.
-¿Está cerrado el debate del traslado a Mieres?
-Espero que sí, y de momento no está saliendo en la prensa como habitualmente en años atrás. Sobre todo, en tiempo de matrículas, era una inseguridad para los alumnos y nos hacía un poco de daño. Ahora está zanjado, lo que no quiere decir que la escuela quiera seguir en este edificio. Lo que no puede es perder las señas de identidad de donde nació, en Oviedo.
-¿Qué ubicación barajan?
-Estamos de acuerdo con la propuesta del Campus de Excelencia Internacional de la Universidad, que ya era una idea antigua del rector Julio Rodríguez y consiste en trasladar la escuela a los depósitos de El Cristo. Es un proyecto muy bien hecho y muy racional.
-Detállelo.
-Es un edificio dividido en dos partes, una mayor para la Escuela Politécnica de Oviedo, donde estarían los estudios de Minas, Ingeniería Química e Informática. La otra parte correspondería a la Facultad de Educación.
-En otro día, durante la festividad de Santa Bárbara, reivindicaba la necesidad de los ingenieros de minas a pesar de la situación económica.
-El nombre de la carrera no nos hace mucho favor. La de Madrid, por poner un ejemplo, ya se llama escuela de Minas y Energía. Pero la Ingeniería de Minas desde su implantación como titulación siempre se dedicó a la exploración de recursos, a extraerlos en el caso de que fuera rentable, a la transformación de dichos recursos para convertirlos en energía eléctrica, en materiales como el acero, el cobre, el cemento, el vidrio. De esos campos se derivan otros como la obra civil, siendo el único técnico capacitado para el manejo de explosivos. La actividad es muy amplia, las minas solo serían un 20%. Es la carrera más generalista, polivalente y versátil de todas las ingenierías que hay en España.
-Habla de ocupación pero, ¿es obligatorio que los ingenieros salgan fuera de Asturias para trabajar en estos momentos?
-El campo de trabajo es amplio y los límites se los pone cada uno. En Asturias es más complicado, si se amplia el campo de acción a España es más fácil y en resto del mundo se colocan muy bien. De todas formas, hoy en día hay, que estar preparado para viajar porque el mercado está en países emergentes de Sudamérica o en China.
-En Asturias, con el carbón en declive, ahora hay proyectos de minas de oro.
-Las minas tiene una vida limitada y eso tenía que pasar con el carbón de Asturias, donde lleva muchos años explotándose. Es difícil que sea rentable. Unas se acaban y otras empiezan. Está la del oro de Salave, que estoy deseando que comience su actividad, que cunda el buen criterio. Dará puestos de trabajo, unos 250 directos y 750 indirectos, y será un recurso económico para el Ayuntamiento de Tapia.
-Este último proyecto ha generado mucho debate.
-La minería es una actividad que evidentemente hace daño al entorno natural, fundamentalmente si es a cielo abierto. Allí va a ser subterráneo, con lo que el impacto será inferior. Pero aunque fuera la contrario, a cielo abierto, la explotación de esa mina no está en contradicción con que una vez terminada quede mejor el entorno. Hay ejemplos de devolver mayor calidad ambiental que la que había antes del inicio de la explotación y eso está garantizado porque para aprobar un proyecto minero hay que seguir mil pasos y uno de ellos es que se presente proyecto de restauración. Luego en la planta de tratamiento, que en este caso no la van a poner allí, sí se utilizan ciertos productos, pero no va a haber escapes ni vertidos y la zona quedará protegida.
-Mucha gente opina al contrario.
-También critico un poco, y aquí voy a ser políticamente incorrecto, a esta gente que se declara en contra de la actividad minera y tienen la incongruencia de utilizar productos derivados de la minería.
-Con las canteras ocurre algo similar.
-Los ecologistas tienen cosas muy buenas pues ejercen un cierto control para que todo se haga bien desde el punto de vista medioambiental, pero en algunos casos son contrarios a la actividad minera y, sin embargo, disfrutan de los productos derivados de la minería, como, por ejemplo, los raíles de las vías férreas. ¿Quién circula por encima de esos raíles? el tren, seguro que muchos ecologistas viajan en este medio; no hacer esto sería tanto como volver a la Edad Media. Desde luego que los primeros interesados en hacer las cosas bien somos los Ingenieros de Minas.
-El rector, Vicente Gotor, se sumó a la lectura esta semana, desarrollada en todas las universidades, de un manifiesto para que no haya recortes tan brutales en Educación.
-Si te recortan el 80% en el campo de la investigación te dejan sin nada. Perdemos el tren del conocimiento y es preocupante. Estoy totalmente de acuerdo, aunque si es cierto que hay que asumir ciertos recortes.
En Tuenti


El Comercio Digital

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.