elcomercio.es
Miércoles, 22 octubre 2014
lluvia
Hoy 6 / 9 || Mañana 7 / 15 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
«Podría montar aquí una empresa de contratación de asturianos»

asturianos en la diáspora

«Podría montar aquí una empresa de contratación de asturianos»

29.12.12 - 00:46 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
«Hay que trabajar duro, porque alguna gente piensa que va a llegar aquí como Cristóbal Colón. Que va a encontrar un buen trabajo rápidamente y a ganar dinero. Pero eso ya no va así. Los ingleses son muy suyos y no van a hacer ningún esfuerzo por entenderte».
«Echarle muchas horas». Esa es la única fórmula para hacerse un hueco en la city que conoce el periodista gijonés Julio Rodríguez Lavín, que, tras cuatro entrevistas y mucha formación, ha conseguido, por fin, un puesto de trabajo en el que, cuando se despierta cada mañana, tiene ganas de ir a la oficina.
No le ocurría algo parecido desde que hizo prácticas en La Voz de Asturias durante un verano en el que recuerda mucho buen rollo cuando, por ejemplo, «no entendía nada de algo que acababa de decir Álvarez Areces», en el característico lenguaje del expresidente regional de sinergias e implementaciones, y cualquier compañero le echaba una mano. Y ya llovió de aquello. Pero ahora las cosas le vuelven a ir bien, así que a 2013 le pide lo de «que me quede como estoy».
Ese «como estoy» es su empleo como «account manager» de Yahoo en Londres, donde desarrolla las campañas promocionales de Paramount Pictures y Warner Bros para varios países europeos (Inglaterra, España, Alemania, Francia e Italia) y para otros como México, Brasil, Corea, Australia, India o Sudáfrica.
Pero el camino para llegar hasta «una multinacional con un equipo de gente fenomenal» donde no hay tanta competitividad como se había imaginado no fue fácil e incluyó una reconversión del periodismo al marketing, además de trances como el paso por una empresa donde se fogueó como becario, en Madrid, más prácticas en el Ministerio del Interior o cursar un máster especializado en empresas creativas ya en Gran Bretaña.
«He luchado mucho, pero ha merecido la pena», resume los doce años que lleva fuera de Gijón, desde que se fue a estudiar la carrera a los madriles, y toda una vida practicando el inglés. Los últimos tres, en la capital británica, que ya siente como su casa, aunque no cambia por nada volver al nido familiar, en Begoña, a tener la sensación de «desconectar» y de «no tener que preocuparse por nada», porque «lo de Londres es mucha tralla».
Le extraña, cada vez que vuelve, que la gente le mire por la calle aunque no haya nada en su apariencia que llame la atención, que seamos tan curiosos con el aspecto de los otros. Ese estar pendiente de los demás, «mientras que en Londres puedes caerte muerto en medio de la acera, que nadie te va a ver».
Ese anonimato y las infinitas posibilidades que la ciudad ofrece a un enamorado de la música y el cine le tienen cautivado: «Lo mejor de 2012 fue, sin duda, el concierto de Blur en Hyde Park». Bueno, a Julio y a la legión de españoles que llegan en busca de una oportunidad que su país les niega. «Cada vez hay más. Creo que podría montar una agencia de contratación de asturianos aquí», se ríe, porque nunca falta alguien que le pide que le revise el currículum o que le aconseje sobre cómo ascender.
Él ya lo ha conseguido. El ascenso y un piso en el centro compartido con dos chicas (una francesa y otra inglesa) que le permite llegar al trabajo caminando. «Me encanta, aunque no soporto las aglomeraciones de turistas, que además se reconocen muy fácilmente. Cuando alguien te bloquea el paso o se te echa encima en el metro, lo es».
A partir de ahí, sus jornadas son maratonianas e incluyen conversaciones telefónicas con El Cairo, donde están parte de los técnicos de su equipo, y comidas en la oficina, «muchas veces, con la ensalada frente al ordenador», pero también «salir de fiesta con los amigos». Así que está «feliz» y ya sueña con comprarse una vivienda. «Pero venir a retirarme a Asturias, eso sí».
Asturias, ese lugar «en el que los ingleses, acostumbrados a ir a Málaga y como mucho a Barcelona», piensan que hay toros, Tomatina y sol perpetuo. «Cuando les digo que es verde, que el tiempo es parecido al de allí, que se toca la gaita y que bebemos sidra, no se lo creen. Lo último que me preguntaron antes de viajar a casa en Navidad fue que si tenía pensado ir a la playa».
En Tuenti
«Podría montar aquí una empresa de contratación de asturianos»

Julio Rodríguez Lavín, con Buckingham Palace a sus espaldas. :: E. C.



El Comercio Digital

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.