elcomercio.es
Miércoles, 22 octubre 2014
chubascos
Hoy 16 / 21 || Mañana 15 / 21 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
«De este país me gusta todo»

asturianos en la diáspora

«De este país me gusta todo»

El futbolista gijonés Pedro Santa Cecilia juega en el Auckland City de Nueva Zelanda. «La ciudad es espectacular y el nivel de vida muy bueno», confiesa el centrocampista

12.01.13 - 00:36 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Ni una queja. Ni una. Pedro Santa Cecilia, futbolista gijonés de 28 años, se lió el pasado año la manta a la cabeza y dejó la fría Bélgica para tomar rumbo «al otro lado del mundo». A Nueva Zelanda. Al Auckland City. A jugar al fútbol y a vivir una experiencia que recomienda en todos los sentidos. No está solo. Y eso ayuda. Le acompaña Patry, su novia. También ayuda todo lo demás: «No fue nada difícil adaptarnos, tanto a mi novia como a mí el club nos trató genial desde el principio y además del entrenador (Ramón Tribulietx) tengo tres compañeros españoles», dice Santa Cecilia, que se deshace en elogios hacia la ciudad: «Es espectacular y el nivel de vida es muy bueno».
Ya se defendía con el inglés, de modo que se maneja sin problemas en un país que recomienda visitar. No es tan fácil, en cambio, pese al paro inexistente, encontrar una salida profesional por razones burocráticas. «Animaría a la gente a que lo conociese. Venir a jugar o trabajar es más complicado por el tema de los visados ya que te tendría que fichar un club o contratar una empresa antes de venir, pero el viaje vale la pena». Tanto que, relata, son muchas las personas que se tiran uno o dos meses recorriendo las dos islas.
Dice Santa Cecilia que su nuevo destino en Nueva Zelanda es «una de esas oportunidades que pasan una vez en la vida». Por eso no la desaprovechó, aunque el fútbol en el país no sea lo que es en Europa. «Se asemeja bastante al fúbol inglés, muy físico y de contacto, pero nosotros intentamos hacer un juego totalmente diferente», indica. Algo así como el Barça y la Selección Española, «salvando las distancias, claro». Y, pese a las distancias, es precisamente el fútbol un punto de unión entre neozelandeses y españoles. «Cuando dices que eres español, los neozelandeses dicen tres cosas: una, te preguntan por la crisis y te animan a que se salga de una vez por todas; dos, te hablan de España como si se viviera increíblemente bien, por el clima, las playas, los lugares bonitos que hay... Pero sobre todo aquí tira mucho el fútbol español, la Roja y el Barcelona les vuelven locos».
Doce horas de diferencia horaria y 24 horas de vuelo marcan una distancia que hay que acortar con la tecnología como aliada. Pedro y Patry de momento no han viajado a España -la Navidad prefieron pasarla al calor de Fiji y Queenstown-, pero sí lo hacen cuando la morriña ataca a través del Skype. «Sería complicado vivir sin Facebook o Skype, ayudan muchísimo a hablar con la gente que queremos». Pero tampoco lo usan en exceso. Esas doce horas de diferencia no contribuyen a encontrar el momento adecuado. Tampoco a poder ver los partidos del Sporting, que sigue a través de los resúmenes.
Con 28 años, encara el futuro sin planes ni ataduras. «Yo siempre fui de los que decía que me encantaría vivir en Gijón, pero la verdad es que Auckland nos está encantando. Nunca se sabe lo que la vida te puede deparar, igual en mayo estamos de vuelta como que nos quedamos aquí varios años».
TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
«De este país me gusta todo»

Pedro Santa Cecilia, en un parque natural cercano a Auckland, donde vive. :: E. C.



El Comercio Digital

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.