elcomercio.es
Miércoles, 22 octubre 2014
llovizna
Hoy 10 / 15 || Mañana 8 / 17 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
La Academia de la Llingua y el colectivo educativo se unen para reclamar la oficialidad del asturiano

Cultura

La Academia de la Llingua y el colectivo educativo se unen para reclamar la oficialidad del asturiano

Los grandes sindicatos de enseñanza, el de estudiantes y asociaciones de padres instan a los partidos asturianos a buscar un consenso y fijar una hoja de ruta

23.01.13 - 00:22 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
La Academia de la Llingua y el colectivo educativo se unen para reclamar la oficialidad del asturiano
Elena González (FAPA Manuel Virgós), Enrique Fernández (CCOO), Ana Cano (Academia de la Llingua), Faustino Zapico (Suatea), Daniel Rodríguez y Maximina Fernández, ambos de FETE-UGT. :: M. ROJAS
El borrador de la llamada 'Ley Wert' encendió las luces de alarma, pero el «exiguo» acuerdo logrado por el Gobierno regional ha sido el detonante para que los sindicatos de enseñanza Suatea, CCOO y FETE-UGT se unan al de estudiantes y a varias organizaciones de padres de alumnos con un objetivo común: el de encontrar una solución definitiva para la escolarización de aquellos estudiantes que quieran estudiar Llingua Asturiana. Bajo el paraguas de la Academia de la Llingua, ayer hacían pública su postura común para «trasladar al Partido Popular, a los Gobiernos de España y Asturias, a las fuerzas políticas de la Junta General del Principado y a todo el pueblo asturiano nuestra preocupación y exigencia de una solución efectiva para la escolarización del asturiano».
Reconocen que no representan a toda la sociedad asturiana, pero sí se sienten «una parte importante de la comunidad educativa y queremos que se nos escuche en unos momentos que pueden ser decisivos para la supervivencia de la lengua y la cultura asturianas», advierten. Están convencidos de que este problema y otros como el empleo de la lengua asturiana en la administración, en los medios de comunicación públicos o en la toponimia -todos han generado polémica en las últimas fechas- «tienen su origen en la falta de reconocimiento jurídico del asturiano como lengua oficial, por lo que reclamamos ese estatus jurídico de oficialidad, entendiendo que esta ha de adaptarse a la realidad social y económica de Asturias, teniendo también en cuenta nuestra tradición cultural y sociolingüística». Reclaman, en definitiva, «un consenso político amplio que defina las características que ha de tener la oficialización de la lengua, sus fases de aplicación y los recursos que, teniendo en cuenta la situación actual de crisis, pueden destinarse a ese fin». Una hoja de ruta para un asturiano oficial.
Exigen asimismo «con mayor empuje aún» que los redactores de la Ley Orgánica de Meyora de la Calidad Educativa, la 'Ley Wert', «sean conscientes de que Asturias tiene una lengua propia que, a pesar de no ser cooficial, sí tiene reconocimiento jurídico como lengua, además de pleno carácter curricular, y que viene siendo estudiada por miles de estudiantes en las últimas decadas. Con esto en mente, el asturiano debería ofertarse como una más de las otras áreas lingüísticas, y no como una simple optativa», reclaman. En su opinión, «es inadmisible cualquier tratamiento legal que rebaje el actual estatus escolar del asturiano», y piden más horas de impartición, caracter de área y generalización en todos los centros. «Nos haremos oír allí donde sea necesario», alertan las instituciones firmantes.
En Tuenti


El Comercio Digital

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.