elcomercio.es
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 13 / 25 || Mañana 11 / 15 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
El Club Hípico Astur queda abocado al concurso de acreedores

GIJÓN

El Club Hípico Astur queda abocado al concurso de acreedores

01.05.13 - 00:42 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

El carpetazo dado anteanoche por los socios del Club Hípico Astur (Chas) al preacuerdo alcanzado para vender una parte de sus terrenos al Grupo no estuvo acompañado de ningún acuerdo que implique inyección económica, de forma que la entidad queda abocada a un concurso de acreedores, ya sea por iniciativa propia o auspiciado por los mismos acreedores. En ese sentido, cabe recordar que otra sociedad local, el Centro Asturiano de La Habana, estuvo no hace mucho controlada por administración concursal. La medida no provocó la liquidación de la sociedad, pero sí la venta de parte de su patrimonio. El presidente dimisionario, José Manuel Valdés, advertía ayer de que la asamblea «cerró una puerta, pero no abrió ninguna ventana. No sé quién la abrirá ni cómo. Ojalá aparezca una solución, pero nadie la presentó».

Valdés dejó claro que «respeto al cien por cien el resultado de la asamblea, fuera la que fuera la diferencia de votos. Dejo la presidencia y, por mi parte, no habrá interferencia alguna. Advertí de que, como mucho, abandonaré el 15 de mayo, pero será mañana mismo si se constituye la gestora de forma inmediata. Para mí, borrón y cuenta nueva».

La gestora tiene asignadas funciones limitadas como gobierno provisional del club y su principal papel es celebrar una asamblea que nombre comisión electoral para nombrar nueva junta directiva. Ni que decir tiene que si no hubiera candidatos dispuestos a relevar a José Manuel Valdés también se complicarían las cosas.

Todo apunta, por otra parte, a que la constitución de la gestora debió haberse producido anteayer mismo, ya que los estatutos fijan su composición con los cinco socios más antiguos entre los asistentes a la asamblea en que se produce la dimisión de la directiva, pero nada indica respecto a qué sucede en el supuesto de que no acepten el cargo. La tensión vivida en la asamblea, con suspicacias sobre los intereses reales de algunos protagonistas, evitó que la gestora quedase ya nombrada y es la relación de los asistentes a la reunión lo que permitirá ahora ofrecer el puesto a los cinco titulares con mayor antigüedad.

De momento, según pudo saber EL COMERCIO, nadie ha renunciado explícitamente al puesto, pero tampoco lo ha aceptado, así que el vacío de poder en el club es importante y podría ser mayor si se llega al 15 de mayo con las cosas como están, ya que es la fecha límite que Valdés ha fijado.

En el orden del día de la asamblea celebrada anteanoche figuraba el debate sobre dos alternativas concretas para el caso de que fuera rechazado el acuerdo con el Grupo. Una era la aportación extraordinaria de los socios mediante derrama, que no sólo no llegó a votarse, sino que tampoco recibió ningún apoyo, ni tan siquiera verbal. La otra alternativa, la transformación en Sociedad Anónima Laboral, tampoco se votó, pero es que no era posible hacerlo, ya que no había quórum suficiente.

Una medida de ese tipo requiere, conforme a los estatutos del Chas, el apoyo de las dos terceras partes de los socios. Dicha cantidad de personas ni siquiera asistieron a la asamblea, así que no hubiera tenido sentido práctico la votación.

Las cuentas

Un dato relevante sobre la situación en que queda el Chas es que su patrimonio es superior a las deudas, circunstancia que también concurría en el mentado caso del Centro Asturiano de La Habana. Según los números aportados a la asamblea, la deuda contraída, que no está en su totalidad vencida, aunque sí en parte significativa, es de 1.374.000 euros, mientras que la operación de venta al Grupo se cifraba en 2.215.000 euros. La misma oferta puede resurgir, en el caso de que se llegue a procedimiento concursal, si los administradores nombrados por el juzgado competente consideran imprescindible vender patrimonio. Pero, ni que decir tiene que la oferta del Grupo, si se mantiene, competiría con cualquier otra, aunque sólo una propuesta se ha concretado hasta ahora y nada hay que haga pensar que las cosas vayan a cambiar. No deja de ser una garantía para el futuro del Chas, en todo caso, que se conozca una disposición para adquirir parte de su patrimonio por un precio superior al total de la deuda contraída. La diferencia sería que, en lugar de aprobarla los socios, lo harían, en su caso, los administradores concursales.

Tres deudores

Si cuantitativamente el Chas está sobradamente capacitado para afrontar sus pagos (a costa de patrimonio, se entiende), cualitativamente es difícil imaginar que el procedimiento concursal pudiera provocar una quita (rebaja), como ocurre en otros casos al preferir los acreedores cobrar sólo una parte para evitar perderlo todo.

La suficiencia patrimonial es una causa para evitar la quita, pero también las características de los principales deudores. Los trabajadores tienen preferencia y garantías salariales; la Hacienda Pública no entra en ese tipo de acuerdos, y los bancos tienen garantía hipotecaria.

En el caso de los trabajadores, esa preferencia no impide que su preocupación haya aumentado. La decisión de los socios se produce dos días antes de que hoy empiece a ser aplicado el ERE que habían pactado (40% de la jornada para todos excepto para el vigilante nocturno, por razones obvias).

Pablo Valdés, delegado del personal, manifestó ayer que los trabajadores no han analizado todavía la nueva situación en asamblea, pero «está claro que, para nosotros, el resultado de la asamblea general de socios es negativo de todas todas, porque no se ve una solución a corto plazo».

La repetición de la asamblea del pasado lunes se produjo como consecuencia de una impugnación de la anterior, presentada por el empresario José Antonio Díaz Carbajosa, en la que se había aprobado la venta de terrenos del Chas al Grupo Covadonga por 2,2 millones de euros. La propuesta contó entonces con el aval de José Manuel Valdés.

En Tuenti
El Club Hípico Astur queda abocado al concurso de acreedores

Parte de los asistentes anteanoche a la asamblea general de socios del Chas que rechazó la venta de una parcela al Grupo. :: CITOULA

Videos de Local
más videos [+]
Local


El Comercio Digital

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.