elcomercio.es
Viernes, 25 julio 2014
claros
Hoy 18 / 20 || Mañana 17 / 21 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
El consumo de bebidas gaseosas puede aumentar el riesgo de sufrir diabetes

Asturias

El consumo de bebidas gaseosas puede aumentar el riesgo de sufrir diabetes

Quienes ingieren bebidas azucaradas tienen un 22% más de probabilidades de ser diabético, concluye un estudio europeo en el que participó Asturias

02.05.13 - 00:35 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Beber gaseosas, en concreto refrescos azucarados, puede convertirse en un pasaporte directo a la diabetes. Un estudio europeo en el que participó Asturias ha determinado que el consumo diario de este tipo de bebidas aumenta el riesgo desarrollar la que se conoce como diabetes del adulto, la del tipo 2, que no requiere del uso de insulina pero que una vez que aparece se padece de por vida. El trabajo, cuyas conclusiones acaban de ser publicadas en la revista americana Diabetologia, indica que quienes ingieren bebidas refrescantes azucaradas tienen un 22% más de probabilidades de acabar siendo diabéticos. No es necesario beber grandes dosis de gaseosa: basta 336 mililitros al día, el equivalente a un lata de refresco.

Para elaborar este estudio macroeuropeo, el mismo que el pasado mes de marzo concluyó que la ingesta de hamburguesas, bacon, embutidos y otro tipo de carnes procesadas aumentaba los índices de mortalidad, los investigadores analizaron el consumo de varios tipos de bebidas. Desde zumos y néctares hasta bebidas refrescantes azucaradas y edulcoradas. El trabajo se llevó a cabo entre 350.000 participantes del Estudio Prospectivo Europeo Sobre Nutrición, Cáncer y Salud (EPIC), que se lleva a cabo en varios países europeos, entre ellos, España.

Tal y como detalla el informe al que ha tenido acceso EL COMERCIO, entre los 350.000 encuestados se detectó que 12.403 habían desarrollado diabetes tipo 2. Los autores del trabajo afirman que «tras tener en cuenta varios factores, se logró concluir que el consumo de 336 ml de una bebida refrescante azucarada al día incrementaba un 22% el riesgo de padecer diabetes del adulto». Este valor, abunda la investigación, «es similar al 25% obtenido en otras investigaciones norteamericanas».

Obesidad y calorías

El efecto 'diabetes' de las gaseosas no desaparece ni siquiera cuando se tiene en cuenta el grado de obesidad de la persona encuestada ni tampoco la cantidad de calorías ingeridas en su dieta diaria. El riesgo del consumo de refrescos azucarados y su relación con la diabetes «va más allá del efecto que tiene sobre el aumento de peso», precisan los investigadores. Un efecto similar se encontró entre los consumidores de bebidas refrescantes edulcoradas artificialmente «aunque este efecto desaparecía cuando se tenía en cuenta el peso de los sujetos, lo que probablemente indique que esas personas ya eran obesas y por ello habían cambiado a refrescos edulcorados en lugar de azucarados».

Asimismo, en el trabajo no se encontró ninguna relación entre la ingesta de zumos de frutas y néctares con la posibilidad de ser diabético en el futuro.

Más en el Norte

Dentro del entorno europeo se consumen más gaseosas en el Norte que en el Sur. El perfil del consumidor de este tipo de bebida es el de un varón físicamente activo, con menor nivel educativo, fumador y que come pocas frutas y verduras, y mayor cantidad de carne, lácteos y dulces.

El estudio EPIC finaliza haciendo un llamamiento sobre la necesidad de informar a la población sobre los potenciales riesgos que tienen para la salud este tipo de refrescos. Por lo general, la diabetes tipo 2 se desarrolla lentamente a lo largo del tiempo. Buena parte de las personas con esta enfermedad tienen sobrepeso en el momento del diagnóstico. El aumento de la grasa le dificulta al cuerpo el uso de la insulina de una manera correcta.

En Tuenti
Videos de Asturias
más videos [+]
Asturias