elcomercio.es
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 8 / 14 || Mañana 11 / 12 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Investigadores hallan en Balmori evidencias del paso del Mesolítico al Neolítico

Oriente

Investigadores hallan en Balmori evidencias del paso del Mesolítico al Neolítico

Las excavaciones dan luz a restos de fauna doméstica y cerámica, además de útiles asturienses con cerca de 5.000 años de antigüedad

21.06.13 - 00:34 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

El abrigo del Alloru, en la localidad llanisca de Balmori, alberga la secuencia del momento anterior y posterior a la introducción a la agricultura en Asturias. El equipo de investigación capitaneado por el catedrático de Prehistoria de la Universidad de Cantabria, Pablo Arias, dentro del proyecto Coasttran, ha encontrado en esta zona evidencias claras del paso del Mesolítico o Asturiense al Neolítico. Es decir, se han hallado señas identificativas del paso del hombre cazador-recolector al agricultor hace entre 4.900 y 4.800 años. Tras tres semanas de sondeos de tierra, este grupo de investigadores ha encontrado respuesta a su objetivo principal, «descubrir los lugares de hábitat de los últimos cazadores y ver la relación entre estos y los agricultores».

Asturiense es como se conoce al Mesolítico final en la Asturias costera, sobre todo en la zona oriental, y los concejos de Llanes y Ribadesella. La cueva del Alloru tiene restos de uno de los depósitos de conchas y lapas típicos de esa época pero, a unos metros de él, la tierra ha mostrado evidencias de habitabilidad. El ejemplo son un par de agujeros de poste, que se baraja que podrían haber formado parte de una cabaña. «Se trataría de un lugar más adaptado a las actividades cotidianas de aquellos hombres», detalla Arias. Sobre este rastro, además, se encontraban ya restos de los primeros agricultores, es decir, del paso al Neolítico.

En cuanto a la industria lítica, lo más relevante de la campaña ha sido la cantidad de picos asturienses descubiertos, encontrados además en estatigrafía, es decir, en el mismo lugar en el que se dejaron años atrás. «En arqueología, más importante que el objeto en sí es dónde aparece», explica Arias. En Balmori, por ejemplo, este hecho muestra indicios de que alguno de los picos pudieron ser tallados allí. No faltaron entre los hallazgos restos de fauna doméstica, como vacas o cabras, y también de cerámica, dos factores que también se asocian a los inicios del Neolítico.

En esta época a caballo entre la caza y la agricultura, entre los nómadas y los sedentarios, que data de entre 4900 y 4800 años de antigüedad, es muy importante también el estudio de los vegetales. En los últimos días se han estado tomando muestras de tierra para estudiar el polen existente, que quizá pueda pertenecer a algún tipo de cereal. También se espera encontrar algún resto de semillas fosilizadas en las capas de tierra.

La campaña finaliza hoy pero Balmori no ha sido el único terreno sobre el que se ha investigado. Ayer, en concreto, el equipo realizaba sondeos y toma de muestras en la zona conocida como 'Los coteros de Maipelay', en la Sierra Plana de La Borbolla, una llanura plagada de túmulos necrológicos, o lo que es lo mismo, las tumbas de aquellos primeros agricultores. Hace casi treinta años, el mismo Pablo Arias y el arqueólogo Carlos Pérez, encontraba en la Sierra Plana los primeros indicios de actividad agrícola, con el hallazgo de las más antiguas piezas de hoz del norte de España.

Vistos los buenos resultados de la campaña, es muy probable que este grupo retome pronto sus trabajos en la comarca. De hecho, durante una actuación similar el pasado mes de febrero se identificaron varios puntos «muy prometedores», desvela el catedrático.

Parque Arqueológico

Este proyecto está financiado mediante el Plan Nacional de I+D+i, con un plazo de tres años, por lo que aún en 2014 podría haber financiación. También hay intención de muestrear los suelos fósiles de los túmulos, que concretamente en la Sierra Plana se han contabilizado 57, quedando catalogada como la mayor necrópolis megalítica de todo el norte del país.

Por ello, Pablo Arias entiende que «si hay un lugar en Asturias donde se podría hacer un parque arqueológico orientado al Mesolítico, ése sería la Sierra Plana». De hecho, recuerda que ya hubo un proyecto hace años, encabezado por el profesor Miguel Ángel de Blas Cortina, coincidiendo con la construcción del Aula de Peña Tu, para hacer una especie de ruta a través de la que poder visitar este tipo de monumentos prehistóricos, aunque finalmente no salió adelante.

En Tuenti


El Comercio Digital

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.