elcomercio.es
Miércoles, 22 octubre 2014
cubierto
Hoy 12 / 15 || Mañana 7 / 11 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Una auditoría sitúa la deuda de la obra de El Musel en 459 millones

GIJÓN

Una auditoría sitúa la deuda de la obra de El Musel en 459 millones

A finales de 2012 se habían pagado 7,1 millones a Puertos del Estado por los intereses del préstamo de 215 millones para la ampliación

24.09.13 - 00:22 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Una auditoría de la Intervención General de la Administración del Estado realizada recientemente sobre las cuentas de 2012 de la Autoridad Portuaria de Gijón sitúa la deuda por la ampliación de El Musel a finales del ejercicio pasado en 459 millones de euros. Los dos grandes acreedores son el Banco Europeo de Inversión (BEI), al que aún se le adeudan 244,4 de los 250 millones de préstamo, y Puertos del Estado, cuyo crédito de 215 millones sólo genera durante los primeros siete años los correspondientes intereses, comenzando a abonar el principal a partir de ese tiempo.

Se espera que antes de fin de año la Unión Europea aporte a la obra 49,5 millones de euros correspondientes al 20% de los 247,5 millones de subvención y que aún falta por pagar, lo que aliviará las cuentas del Puerto de Gijón. Hay que tener en cuenta que está haciendo un esfuerzo económico muy importante pues, según dicha auditoría, entre 2014 y 2016 la Autoridad Portuaria de Gijón deberá abonar 13,1 millones anuales al BEI y, además, tendrá que seguir realizando aportaciones a Puertos del Estado, que hasta finales de 2012 fueron de 7,1 millones de euros.

Este esfuerzo en el pago de los créditos hizo que el Puerto de Gijón registrara pérdidas en sus resultados antes de impuestos en los dos últimos ejercicios. En concreto, en 2011 esas pérdidas fueron de 13 millones de euros, mientras que el año pasado superaron los 4,4 millones.

Los auditores no están de acuerdo con el modo elegido por los responsables portuarios para acometer la amortización de las obras de ampliación de El Musel, ya que aplica los coeficientes máximos fiscales. Los auditores creen que esas pérdidas de los años 2011 y 2012 «están sobrevaloradas», ya que al calcular la amortización no se tuvo en cuenta la vida útil de las instalaciones.

Oportunidades para cambiar

Y se hizo así a pesar de que la Autoridad Portuaria de Gijón tuvo varias ocasiones para cambiar de criterio hacia una amortización más favorable para la entidad. Hay que recordar que el actual director del puerto gijonés, José Antonio Lago, fue nombrado director del plan de empresa de El Musel cuando el entonces presidente, Emilio Menéndez, decidió cesarlo en el puesto de gerente de la terminal granelera de EBHISA. Lago siguió los criterios marcados por Menéndez a pesar de la existencia de un dictamen del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC), dependiente del Ministerio de Economía, que llamaba la atención sobre la posibilidad de aplicar las amortizaciones de una manera más favorable a los intereses de la entidad; en concreto, teniendo en cuenta la entrada en servicio de cada parte de la obra de ampliación que, como se sabe, en la actualidad sólo está operativa en una pequeña zona del nuevo Muelle Norte, donde las empresas Bergé y Alvargonzález tienen un negocio de graneles sólidos. El resto de la infraestructura está sin utilizar, a pesar de que hace meses que se terminó la construcción de la planta regasificadora de Enagás en uno de sus muelles.

Pero hubo una nueva oportunidad para cambiar este criterio, que fue cuando, una vez Rosa Aza nombrada presidenta del Puerto, en el verano de 2012, designó al propio José Antonio Lago director de la entidad. Nada le hubiera impedido cambiar el criterio adoptado para aplicar las amortizaciones, pero tampoco se hizo.

Las importantes pérdidas económicas registradas en los dos últimos ejercicios dieron pie a que fuera necesario incrementar las tasas a los barcos, las mercancías y las personas en el puerto de El Musel, aunque posteriormente se tratara de paliar en la medida de lo posible con la aplicación de algunas bonificaciones a las empresas que registraban un mayor número de operaciones en las dársenas gijonesas.

En Tuenti
Videos de Local
más videos [+]
Local


El Comercio Digital

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.