elcomercio.es
Miércoles, 22 octubre 2014
lluvia
Hoy 6 / 9 || Mañana 7 / 15 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
«He aprendido a ser más humilde»

Asturianos en la diáspora

«He aprendido a ser más humilde»

19.10.13 - 00:30 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Hace apenas dos meses y medio que está en Sudáfrica, trabajando en el montaje de la que será «una de las mayores centrales termosolares del mundo». En mitad de un paisaje desértico en el que la temperatura puede oscilar treinta grados entre el día y la noche y desde el que piensa en Candás, donde ha vivido siempre este gijonés, junto con sus abuelos, siempre presentes: «Es lo que más pena me da. Ver que se van haciendo mayores y que no puedo estar con ellos». Luis del Amo Fernández (a punto de cumplir 32 años, tubero industrial con años de experiencia) tiene «para un año» en Upington, «una ciudad de 72.000 habitantes que no tiene ni una pescadería», así que se muere «por comer un centollo», pero se conforma con «merluza congelada que cuesta un pastizal». Sin embargo, eso es «una broma comparado con cómo lo pasan los españoles que están en la obra que tienen críos pequeños o mujeres embarazadas. La verdad es que cuesta bastante separarse de la familia y los amigos. Y cuando escucho las noticias, de verdad que me apetece llorar al ver la situación de España por culpa de nuestros políticos». Porque, sobre todas las cosas, quiere señalar a los culpables: «Son todos esos que rescatan bancos, viajan en primera y tienen miles de millones de euros en Suiza. La gente se preocupa mucho de que vengan demasiados inmigrantes, pero mejor se preocupaban de que, en vez de rescatar un banco, se diese una parte proporcional de ese dinero a cada español con una renta baja y, en vez de sostener un negocio muy lucrativo para dos o tres, se rescataría a miles de españoles que lo están pasando mal».

La mayoría de sus colegas han llegado a este lugar por la misma razón que Luis, que estudió Calderería y Soldadura en el Revillagigedo: en busca de un empleo bien pagado, al nivel de su especialización. «Tal y como están ahora las cosas, no se puede decir que no. Sobre todo, si tienes hipoteca como yo y no tienes claro que vayas a cobrar una pensión cuando te jubiles». Y no se puede decir que no lo intentó en casa. Incluso montó una empresa de lo suyo con tres amigos que ya tenían «todos los contactos del sector»: «Duró unos meses. Teníamos faena, pero es imposible cuando no te pagan el trabajo. Te dicen que tienes que ser emprendedor, pero no te ayudan y no podíamos adelantar sueldos durante meses. Todos los países fueron saliendo de la crisis menos nosotros gracias a lo bien dirigida que está España».

Así que aquí está. «Llevo saliendo de Asturias desde que tenía 22 años, así que no me importa estar solo, pero aquí todo es demasiado diferente», explica. Desde el idioma al caos del tráfico: «Si estuviésemos en España, se quedarían sin puntos en el carné antes de coger el coche». Y, sobre todo, al racismo que impera en la tierra de Mandela: «Ves las casas de los blancos, que a lo mejor tienen tres todoterrenos de 60.000 euros a la puerta, y las casas de chapa, sin agua corriente, de los negros. Está mal visto, incluso, que entren en los bares de los blancos».

Luis trabaja diez horas diarias, de lunes a viernes, y los sábados por la mañana. Hasta el domingo, cuando sale «a hacer algunas compras o a comer avestruz». Y en dos meses y medio, ha aprendido algo fundamental: «Ver cómo vive esta gente, me vale para ser un poco más humilde. Aquí da igual si un chico negro es Einstein. Sólo por su color de piel, no va a poder cubrir necesidades básicas como comer o vivir entre cuatro paredes».

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
«He aprendido a ser más humilde»

Luis del Amo, segundo por la derecha, rodeado de compañeros en la obra. :: E. C.

Videos de Asturias
más videos [+]
Asturias


El Comercio Digital

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.