elcomercio.es
Miércoles, 22 octubre 2014
llovizna
Hoy 2 / 12 || Mañana 6 / 11 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
«No evito malos ratos al lector»

Cultura

«No evito malos ratos al lector»

Julia Navarro, la best seller madrileña, presentó en Oviedo 'Dispara, yo ya estoy muerto'

31.10.13 - 00:18 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Un intelectual judío, un granjero palestino, casi cien años de historia, seis ciudades diferentes y las circunstancias de cada persona, cada tiempo y cada lugar. Esos son los mimbres de la novela, 'Dispara, yo ya estoy muerto', que ayer vino a presentar a Oviedo su autora Julia Navarro (Madrid, 1953), la escritora, antes periodista, cabecera en todas las librerías de este país y de otros muchos.

- 'Dispara, yo ya estoy muerto'. Un título con imán asegurado.

-Pero lo mejor es que el lector no lo comprenderá hasta la última palabra del último párrafo de la última página. Es una novela de corte orteguiano.

-¿Ortega? ¿Por qué?

-Porque son las circunstancias las que marcan la vida de los personajes, sin duda la esencia de la novela. Lo que trato de contar es cómo idénticas circunstancias pueden marcar a unas personas de una manera y a otras de otra.

-Una nueva novela de personajes. ¿Ya no le importa tanto a Julia Navarro la Historia?

-Sí, a partir de mi anterior novela, 'Dime quién soy', me centro más en los personajes. Es cierto que esta obra más en la línea de aquella en ese sentido. Me encanta centrarme en los personajes. Crearlos poliédricos, que irriten una veces y enamoren otras. Quiero que el lector esté de acuerdo con ellos, pero que también les tema o les odie. No me gusta hacer personajes planos.

-Permítame que insista ¿ya no le importa la Historia, usted que ha sido una de las causas de que la novela histórica se convierta en best seller?

-No me veo como tal. Es cierto que me gusta la Historia, pero en mis libros es solo un escenario por el que se mueven los personajes. Me interesa más la intrahistoria que la propia Historia. Lo que le pasa a los personajes, más que los hechos históricos.

-Y esos personajes vuelven a ser viajeros. De San Petersburgo a Toledo, pasando por Varsovia, Jerusalén, París...

-Me encanta ir de un lugar a otro al escribir. Esta novela comienza en 1880 y culmina en 1948, pasa por los movimientos prerrevolucionarios rusos, la primera Guerra Mundial, la caída del imperio Otomano, la Europa de entreguerras, la segunda Guerra Mundial y la creación del Estado de Israel, pero lo que importa es lo que le pasa a los personajes.

-Sus personajes centrales forman parte de una familia judía y otra árabe. ¿Es difícil no tomar partido?

-Consigo construir una amistad entre dos hombres muy diferentes, con pocas cosas en común. Y sí, ha sido difícil. Ha sido mi novela más compleja, por estructura, por la cantidad de personajes y sobre todo por el conflicto árabe israelí. Quería mantener la distancia, no implicarme, no enviar moralina, ni conclusiones. Se que los lectores terminan empatizando con ambas familias.

-Muchos lectores aseguran que nunca había escrito algo tan duro.

-Es cierto que la novela es, a veces, desgarradora. Sé que hay gente que no ha podido dormir, tras leer algún capítulo, pero es que la Historia es así. No se puede hablar del campo de concentración de Auschwitz-Birkenau sin evitar contar lo que pasó allí. Solo pensar en ese lugar causa sufrimiento: es imposible quedarse indiferente y yo no pretendo evitar pasar malos ratos al lector. Hay informaciones que son necesarias y tienen que estar. Pero no se puede decir, por otro lado, que sea una novela violenta. ¿La más dura que he escrito? Eso sí.

-Su libro ha salido a la calle con una tirada de 200.000 ejemplares, algo inalcanzable para el común de los escritores mortales.

-Sobre todo en estos tiempos que corren. Es una responsabilidad enorme. También una satisfacción por lo que significa de confianza en mí.

-¿Siente que tiene al espectador conquistado de antemano?

-Ni mucho menos. Cada vez tienes que emprender una nueva conquista. Para un escritor es comenzar siempre de nuevo.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
«No evito malos ratos al lector»

Julia Navarro, ayer en la librería Cervantes, de Oviedo. :: JESÚS DÍAZ



El Comercio Digital

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.