elcomercio.es
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 12 / 19 || Mañana 12 / 21 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
AlNorte cierra con arte convertido en luz

Cultura

AlNorte cierra con arte convertido en luz

15.12.13 - 01:41 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Acaso se podría llamar arte parietal tecnológico, con todo lo que incorpora el concepto de prolongación histórica y paradoja. Así se puede contemplar la instalación de Javier Riera (Avilés, 1964), que lleva por rótulo 'Ciervos' y que ayer puso el epílogo a la edición de AlNorte de este año, en el Centro Cultural Antiguo Instituto de Gijón.

Licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Salamanca y con exposiciones en el Revillagigedo o el Reina Sofía -actualmente, su obra puede verse en la galería Gema Llamazares-, Javier Riera explora mediante la luz el orden de la naturaleza, que en 'Ciervos' se adapta a un espacio urbano interior y concreto.

Tres fueron las líneas que desarrolló, siguiendo la escalera principal del Antiguo Instituto. A la altura del primer rellano, un ciervo proyectado sobre una cascada. En el piso superior, manadas de pequeños ciervos y pájaros. Y en el bajo techo, ciervos que partiendo de un punto se expanden en direcciones contrarias y tal vez simétricas.

La elección del ciervo como figura animal responde, según el autor, a su significado simbólico, que en múltiples culturas ha sido benéfico. A su belleza y a su emblemática cornamenta que va fijando la cronología anual. Y también a esa fugacidad de su presencia en el bosque, que se emparenta con una instalación que aspira a ser efímera.

Un tótem, por así decir, no sólo benéfico, sino que contiene elementos espirituales que se han ido permeando secularmente por las distintas civilizaciones.

«Ese es uno de los aspectos que me interesa», decía Javier Riera, «que la instalación no sea un objeto artístico, ni quede la huella del artista, que la montes, la apagues y desaparezca en lo profundo del bosque».

La articulación formal responde a la integración de la naturaleza en espacios urbanos y su contraste, apelando a la conciencia del espectador para que establezca un diálogo entre ambas esferas, una reflexión acerca de la distancia que las ha ido separando y que conciernen a nuestra propia supervivencia.

En ese sentido, se manifiesta la proyección de las imágenes, sustituyendo el arte parietal por los efectos de luz en un constante bucle que reclama la atención que ha de conducir a la meditación.

Todo ello dentro de la escuela que se dio en llamar 'land art', que en las consideraciones de Javier Riera «no es fotografía», ni tampoco, claro está, pintura de liezo, sino una exploración de la luz y de las ideas que la animan que abarca nuevos territorios.

En su caso particular, comenzó incorporando figuras geométricas a esa experimentación con la luz, que paulatinamente fueron sustituidas por estos espacios urbanos que las reemplazan y al tiempo determinan una dialéctica artística más definida, cruzando nuestros ancestros y nuestro presente de indicativo.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti


El Comercio Digital

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.