elcomercio.es
Miércoles, 22 octubre 2014
cubierto
Hoy 17 / 22 || Mañana 16 / 23 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
«Buscamos el equilibrio para cuidar a los alumnos y exigirles a la vez»

Oviedo

«Buscamos el equilibrio para cuidar a los alumnos y exigirles a la vez»

05.01.14 - 01:41 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Unos 350 alumnos y medio centenar de profesores. El catedrático de Violonchelo Santiago Ruiz de la Peña lleva al frente del Conservatorio Profesional de Músicadesde principios de curso, aunque es de la casa desde hace muchos años.

-¿Qué tal estos primeros meses al frente del Conservatorio Profesional?

-Desde el 2003 fui jefe de estudios. Trabajé con el anterior director y ya conocía cómo era el sistema. Desde enero, que se jubiló, pasé a ser director en funciones y luego hubo un proceso de selección para toda Asturias. Ahora me dedico más a planificación, respirar si hay problemas, qué se puede mejorar... Hay que ir un año por delante.

-¿Cuáles son los ejes fundamentales de ese programa?

-Esta es una enseñanza voluntaria y los alumnos tienen que compatibilizarlo con la ESO o Bachillerato. Nuestra labor es procurar que haya alumnado que acceda a enseñanzas superiores, cuidar esa motivación para que terminen esos estudios y a la vez, hay que exigirles.

-¿Desde qué edad lleva vinculado al conservatorio?

-Mi padre y mi familia son músicos. Con 6 ó 7 años ya empecé con el Violonchelo. Estuve en la calle Rosal , muchos años, luego marché a Madrid a acabar la carrera. Fueron unos años muy felices. Estuve con Enrique Correa, un profesor que tuve particular, de Gijón y solista de la Orquesta de Radiotelevisión Española, que me abrió la puerta a estar allí trabajando de becario. Luego trabajé tres años en el Conservatorio de Madrid, estuve 7 años en la Escuela Municipal de Música en el 95 y me presenté a las oposiciones del ministerio. Las obtuve, estuve en Gijón y luego aquí.

-¿Cuántos alumnos tiene el centro en la actualidad?

-Ahora hay 350 alumnos, llegó a haber unos 400 hace unos diez años. Puede ser por cuestiones de natalidad, la crisis, cada vez hay más competencia, los horarios en los institutos,y que es muy difícil compatibilizarlo... Aquí los niños tiene que venir cinco horas a la semana y estudiar.

-Es un esfuerzo importante...

-Necesitan un apoyo familiar, tienen que estar los padres detrás, buscar el equilibrio. Tenemos que exigirles y cuidarlos. Con este título lo que queremos es que aquellos que tienen capacidad y talento sigan en el superior.

-¿Cuántos continúan?

-El año pasado acabaron unos 60 alumnos y entró un 25%.

-¿Es una buena cifra?

-Lo que interesa es que si entran 80 alumnos de media, no haya bajas a finales de curso. La cuestión de dedicarse luego profesionalmente es de intereses personales, aptitud, talento...Y es un mundo muy competitivo, con muchos extranjeros. Ya en Oviedo, con la OSA, venían polacos, americanos, ingleses, rusos...

-¿Qué necesidades tiene este centro?

-Estamos en el mismo centro dos conservatorios y por ley no tendríamos que estar. Si no hubiera habido la crisis, quizá uno de los dos hubiera dispuesto de otro edificio. Hay carencias, tenemos que hacer una distribución muy ajustada de los horarios. Unas aulas se ocupan a las ocho de la mañana y quedan libres a las nueve y media, hay un solo auditorio, una sola sala de cámara... Tener un edificio propio es complicado. Un centro de estas características requiere cuestiones acústicas... Hay que hacer un edificio nuevo. Si coges un edificio como la Facultad o Psicología o el instituto de San Lázaro, como se habló muchas veces, hay que entrar con la piqueta.

-Hace unos días hubo una protesta por la falta de aulas de ensayo.

-Sí, de los del superior.

-Era consecuencia de la falta de espacios.

-Hace años había pocas cabinas de estudio, se hizo un gasto y hay bastantes más. Se permite a los alumnos del grado superior a utilizar aulas por la mañana, cuando están vacías... El gasto de abrir los fines de semana por la mañana, que asume el conservatorio, se quitó porque venía poca gente. Hay muchos alumnos que vienen de fuera y sus casas no reúnen las condiciones.

-Más ahora, con la sensibilización que hay por la contaminación acústica.Hace unas semanas una pianista catalana se sentó en el banquillo por tocar el piano...

-Afortunadamente le dio la razón la jueza. Mi casa está insonorizada de obra, y hay muchos compañeros que lo hacen. Algunos alumnos, por ejemplo, han optado por un tipo de piano con sonido y cascos.

-¿Cómo han notado los recortes?

-Los profesores de música no nos podemos quejar, pero ha habido aumento de horarios. Mantenemos un presupuesto ajustado pero no es para quejarse.

-Tienen problemas con las incompatibilidades.

-Lo deseable sería que los profesores pudieran compatibilizar su actividad docente con otras. Se han solicitado y se ha denegado.

-Comentaba la presidenta de la Asociación de Alumnos del Conservartorio Superior que lo s músicos cada vez tienen menos reconocimiento social y había menos salidas profesionales. ¿Comparte la reflexión?

-Todo lo contrario, siempre nos hemos visto reconocidos y satisfechos.

-¿Cómo disfruta de la programación musical de Oviedo?

-Estoy abonado a la Ópera y siempre que pudo voy a la Filarmónica de Oviedo, a la OSPA, la temporada de Ballet, zarzuela,... Oviedo es una ciudad que tiene que aprovecharlo incluso a nivel turístico y hay que valorarlo y potenciarlo. Hay muchos melómanos.

En Tuenti
«Buscamos el equilibrio para cuidar a los alumnos y exigirles a la vez»

Ruiz de la Peña, en su despacho del centro. :: MARIO ROJAS




El Comercio Digital

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.