elcomercio.es
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 9 / 16 || Mañana 8 / 13 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > > >
Una investigación con las cartas marcadas

AVILES

Una investigación con las cartas marcadas

02.02.14 - 09:49 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

La comisión parlamentaria que investiga la gestión del Niemeyer sólo tiene por delante dos sesiones más. Una, posiblemente la más importante, será la del próximo miércoles, con la presencia de la alcaldesa de Avilés, Pilar Varela, y los antiguos gestores Natalio Grueso y José Luis Rebollo, entre otros. La otra, el día 12 de febrero con los nuevos comparecientes pedidos esta semana por Foro, entre ellos el exjefe de gabinete del presidente Vicente Álvarez Areces.

La tensión ha ido creciendo estos días en los que, después de las dos primeras sesiones de la anterior semana, eminentemente técnicas, comparecían los representantes políticos. La temperatura de la sala Jovellanos de la Junta General del Principado ha ido en aumento a medida que los antiguos representantes socialistas de la administración del Principado fueron negándose a responder a las preguntas de los diputados.

Su punto más álgido llegó cuando el pasado jueves lo hizo el expresidente del Principado, Vicente Álvarez Areces, que defendió vehementemente su derecho constitucional a guardar silencio, ante la petición de dimisión como senador que le hacía el diputado de UPyD por no responder a las cuestiones que le planteaban los diputados.

La petición realizada por el expresidente de que compareciera también su sucesor en el cargo, Francisco Álvarez-Cascos, por haber sido el que «dinamitó el Niemeyer», elevó todavía un poco más el tono de las declaraciones en el seno de la comisión, pero sobre todo fuera de ella. Desde Foro, su portavoz parlamentaria salió en defensa de Álvarez-Cascos y recordó que no ha sido citado por ninguno de los grupos políticos, incluido el socialista. El PSOE no pidió ninguna comparecencia, ya que ha defendido la «inutilidad» de esta comisión desde hace meses. Mientras, el presidente del Principado, el socialista Javier Fernández, defendió el derecho constitucional a guardar silencio y negó que fuera una estrategia de su partido, ya que cargos actuales del Principado sí han respondido a las preguntas.

La siguiente sesión tras la comparecencia de Areces, la del pasado viernes, ya estuvo marcada por las críticas abiertas, que van subiendo de tono, ante la actitud de silencio de las exconsejeras de Cultura, en contraposición con el agradecimiento de los 'comisionados' a aquellos comparecientes que sí contestaron a sus preguntas, los antiguos representantes de Foro y la actual consejera de Cultura, que poco o nada aportaron que no se conociese ya por parte de quienes han seguido la evolución de este caso de forma puntual, día a día, más allá de desvelar que un alto cargo socialista, del que no se facilitó el nombre, llegó a asegurar en la calle -«fumándonos un pitillo», dijo el viceconsejero Luis de la Vallina-, que la Fundación del Niemeyer se había «echado al monte». Falta por saber si alguno de los grupos presentes en la comisión llamará ahora a ese exdirector general de la Consejería de Hacienda para que ratifique las palabras del forista y para que explique qué sabía del funcionamiento de la Fundación.

Conclusiones

Las siete sesiones celebradas hasta ahora poco han añadido a lo que ya se conocía sobre lo sucedido en el Centro Niemeyer: desde la primera piedra hasta su inauguración y posterior cese de la Fundación al frente del equipamiento tras los problemas surgidos con el Gobierno de Foro Asturias. La sensación de estos días es que la comisión parlamentaria del Niemeyer dispone de mucha información técnica, al haber recibido prácticamente toda la documentación de la institución, pero en cambio desconoce muchos aspectos, tanto de su trayectoria, como de lo que supuso el centro como dinamizador de la vida económica y social de la ciudad y de Asturias. Especialmente significativa fue la comparecencia de la actual consejera de Hacienda, Dolores Carcedo, posiblemente la persona que técnicamente demostró tener más información que ninguno de los comparecientes, pero que en cambio fue continuamente cortada por los miembros de la comisión en cuanto trataba de aclarar aspectos tan controvertidos como el del carácter privado de la Fundación

En este sentido, Álvarez Areces reprochó a la comisión su comportamiento habitual, que es el de apostillar las declaraciones de los comparecientes y hasta hacer valoraciones de las mismas sin esperar siquiera a la finalización de las intervenciones de las personas llamadas a declarar, lo que alimenta la tesis socialista de que la comisión, empezando por su presidente, está deslegitimada por tener ya definidas de antemano las conclusiones. Esa es la tesis a la que se ha abonado desde el principio el PSOE, que además de no haber llamado a ningún testigo a declarar, mantiene una posición distante en todo momento, incluso con los representantes de Foro, pese a que en otros tiempos y por otras personas del mismo partido socialista, fueron señalados como los causantes del «destrozo» del Centro Niemeyer. La distancia que el presidente del Principado, Javier Fernández, ha tomado respecto a este asunto quizás explique la posición de los representantes socialistas en la comisión, portavoces que, a juicio de sus compañeros de partido en Avilés, han demostrado hasta ahora tener muy poco conocimiento de lo sucedido e incluso «pocas ganas» por desvelar toda la verdad, más allá de lo que se sustancia actualmente ante los tribunales de justicia. De todas formas, la suma de todas estas circunstancias ha contribuido, con el paso de los días, a subir la tensión en la sala, en donde los socialistas han vuelto a pedir la dimisión del presidente de la comisión y éste les ha llegado a llamar al orden en varias ocasiones.

Aportaciones escasas

Con todo, las aportaciones a lo ya sabido que se han producido en estas dos semanas en relación a lo sucedido en el Centro Niemeyer son más bien escasas. Han pasado ya 48 comparecientes. La presencia de técnicos de distintos departamentos del Principado y del Ayuntamiento es lo único que ha dado un poco de luz sobre la creación de la Fundación, funcionamiento y control de la misma.

Por ejemplo, se ha dicho que la Fundación del Niemeyer tiene carácter privado porque no existe una normativa en el Principado para que pudiera tener otra consideración, o que la Fundación ha presentado sus cuentas auditadas todos los años sin tacha, aunque no en el plazo establecido, o que si no estuvieron inscritas en el registro de Fundaciones fue porque no cumplían con «requisitos formales». Las explicaciones realizadas por los representantes de Viajes El Corte Inglés fueron quizás las que más novedades aportaron a esta investigación, al señalar que su exempleado en Asturias reconoció por escrito haber manipulado facturas de la Fundación por indicación de los responsables de ésta.

El resto fueron valoraciones políticas en las que los representantes del Gobierno de Foro en su momento estuvieron en su papel de señalar las «gravísimas irregularidades» que detectaron, y los socialistas en repasar el valor del centro y las nefastas consecuencias de que se viera truncado en su trayectoria a los pocos meses de nacer.

Los primeros reconocieron que no contaban con información sobre la comisión de un posible delito y que simplemente lo que vieron fueron «irregularidades» en la justificación de las subvenciones, motivo por el que no presentaron una denuncia en el juzgado. Además, también reconocieron que cuando el consejero de Cultura convocó el patronato en septiembre de 2011 se equivocó, ya que las modificaciones estatutarias estaban vigentes y por tanto el presidente de la Fundación era Manolo Díaz, el único que podría convocar esa reunión de los patronos.

Finalmente, no dejó de extrañar que la actual consejera de Cultura, que fue la que llevó la gestión del Niemeyer a los tribunales, apenas fuera interrogada por los miembros de la comisión, que en apenas diez minutos despacharon el trámite de su comparecencia.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti
Una investigación con las cartas marcadas

Areces, el jueves. :: JESÚS DÍAZ

Una investigación con las cartas marcadas

Miembros de la comisión de investigación durante la comparecencia de Manuel Docampo :: MARIO ROJAS




El Comercio Digital

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.