elcomercio.es
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 14 / 21 || Mañana 17 / 27 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
'ReMineDoc', de las barricadas a la gran pantalla

CULTURA

'ReMineDoc', de las barricadas a la gran pantalla

25.03.14 - 00:47 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Marcos Martínez Merino en La Camocha. :: PALOMA UCHA

Su cámara está donde esté la lucha por el trabajo. Es periodista, pero se ha convertido en hombre de cine. Se llama Marcos Martínez Merino y dentro de unos días (el 5 de abril) estrena en Buenos Aires el fruto de haber seguido sin trípode a los mineros movilizados en el verano de 2012. Pero lejos de pensar en el largo viaje sigue cargándose de nuevas experiencias. El pasado jueves no quiso perderse las manifestaciones de las empresas en crisis de Gijón. Y es que el estruendo de petardos, pitidos y gritos forma ya parte de su banda sonora habitual. Lo es también de su primer largometraje. Titulado 'ReMineDoc', competirá por premio en el BAFICI (Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente), el certamen más importante de Iberoamérica. En el mismo grupo, otras 17 producciones de todo el mundo compiten en la categoría de Derechos Humanos.

'ReMineDoc' tiene de diferente que es una narración audiovisual, sin voz en off ni entrevistas. Cuenta las movilizaciones mineras poniendo el foco en las barricadas, los encierros en pozos y la marcha a Madrid. Esos son los escenarios sobre los que se construye esta obra audiovisual «sin personajes principales». Porque Merino no quería «un protagonista único, no quería darles voz a todos a través de nadie concreto porque sería injusto. Así que lo construimos con decenas de personajes que entran y salen, y el reto fue hacerlo inteligible». Cree haberlo logrado «gracias a la empatía de gestos y momentos que emocionalmente te llaman la atención», explica delante de un café. A pocos metros, la mina de La Camocha sirve de fondo con su castillete y un cartel, blanco sobre rojo, que avisa de la presencia de «ruinas industriales».

El proceso de construcción del relato fue complejo. El largometraje comienza con una jornada laboral en el Pozo Santiago (Aller) y se va narrando «de manera casi voyeurista». Por el camino queda de manifiesto «qué ocurre conmigo, con el personaje de la cámara. Lo evitaba por pudor, pero al final se refleja ese llegar como forastero y que poco a poco vaya alcanzándose la complicidad». Se refiere a la necesaria confianza con los protagonistas, los mineros, que hay que ganarse para poder, primero entender, y luego grabar su lucha. Tuvo en ese proceso, además, un aliado de lujo. Contó con Javier Bauluz -uno de los dos asturianos con el Pulitzer de fotografía- como mentor para moverse entre neumáticos quemados y voladores por los aires. «Me enseñó cómo colocarse para grabar y a buscar líneas de salida en los enfrentamientos, por eso no llegué a pasar demasiado miedo... él está acostumbrado a que sea con balas», recalca. Casualidades de la vida, cuando Merino dio el paso de cambiar de rumbo profesional y dedicarse a este (en origen) documental que acabó siendo 'no ficción', se instaló en Turón en 2011, en el corazón de las cuencas mineras, junto a su mujer Marta F. Crestelo y la pequeña Candela. El objetivo, empaparse de la problemática. Y el detonante de esa decisión fue un encargo de su por aquel entonces redacción de informativos, de ir a cubrir, en noviembre de 2010, la protesta en la que se amarraron a la puerta del Ministerio de Industria los secretarios generales de CC OO y SOMA. «Cuando llegué a casa aquél día le dije a mi mujer, 'nos vamos a Asturias', y ella, que insistía desde hacía mucho en que tenía que hacer algo con este tema, estuvo encantada». Su papel fue más allá. «Al principio usaba un equipo de vídeo que requería otras dos personas y no funcionaba. 'Espantaba' a los mineros, no tenía intimidad. Ella me regaló la 7D -una cámara más pequeña que una caja de zapatos- y enseguida me hice a ella», cuenta. Y más casualidades. «En el piso de arriba, vivía Bauluz». Juntos dispararon y de su trabajo salió el libro-DVD '#Resistencia Minera', del que obtuvo la inyección económica de buena parte del proyecto 'ReMineDoc', mediante financiación colectiva con su venta. Ahora negocia el estreno en algún festival europeo, los derechos televisivos y, espera, la exhibición en salas comerciales.

TAGS RELACIONADOS
En Tuenti



El Comercio Digital

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.