elcomercio.es
Miércoles, 22 octubre 2014
llovizna
Hoy 3 / 13 || Mañana 8 / 10 |
más información sobre el tiempo
Estás en: > >
El HUCA aplica una nueva técnica para combatir el cáncer de pulmón

Asturias

El HUCA aplica una nueva técnica para combatir el cáncer de pulmón

Cinco pacientes se han sometido aeste tipo de radioterapia selectiva que ataca al tumor desde dentro del bronquio

24.05.14 - 02:13 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El HUCA aplica una nueva técnica para combatir el cáncer de pulmón

Objetivo:«Atacar al tumor dentro del bronquio». El Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA)ha comenzado a aplicar con éxito una nueva técnica para combatir el cáncer de pulmón. Se llama Braquiterapia Endobronquial y los resultados obtenidos desde principios de años en los cinco pacientes que se han sometido ya a ella permiten concluir que «mejora tanto los resultados del tratamiento como la calidad de vida».

Este tipo de radioterapia –que ya se aplicaba en los tumores de próstata o ginecológico y que ahora llega a los bronquios, tal y como hacen ya hospitales nacionales e internacionales– fue presentada ayer por el jefe del servicio de Oncología Radioterápica del HUCA, Luis Olay, acompañado por varios de los facultativos del equipo multidisciplinar encargado de llevarla a cabo, en el que nunca faltan un anestesista, un neumólogo, un cirujano torácico y el oncólogo radioterapeuta.

Se trata, explicó Olay, de poner la radiación «en contacto con el tumor o, en todo caso, muy cercana». Olo que es lo mismo:«En vez de utilizar una máquina, con la que se trata desde fuera al paciente, lo que se hace es introducir la fuente radioactiva dentro del enfermo» mediante unos tubos plásticos. Es, por tanto, una radioterapia «muy localizada», con «muy pocos efectos secundarios, inferiores al 3%», que «apenas afecta a los tejidos cercanos» y que en el escaso tiempo que lleva aplicándose en Asturias arroja «muy buenos resultados».

700 diagnósticos al año

El proceso comienza con una selección de los pacientes, que son evaluados por un comité de especialistas encargado de decidir si son candidatos o no al tratamiento. Porque, según los facultativos, únicamente «entre un 30 y un 35% lo son». Todos ellos padecen cánceres que «hasta ahora resultaban muy problemáticos», ya que, «debido a la localización del tumor dentro de los bronquios y a que obstruían las vías respiratorias, producían síntomas «muy gravosos para su calidad de vida, empezando por un incremento de la fatiga, de la disnea, lo que limita sus capacidades para hacer tareas normales de la vida diaria, a lo que se suman el sangrado y una tos persistente y no controlable con ninguna otra técnica y que limita el día y la noche del paciente, resultando traumática». Una obstrucción que, otras veces, deriva en una neumonía de repetición, en infecciones, lo que hace que «el paciente se vaya deteriorando y requiera múltiples ingresos muy dañinos».

En cambio, añadió, «logrando colocar la fuente radiactiva en contacto con tumor, se consigue la desobstrucción bronquial, el alivio sintomático de esa tos, la mejora de la disnea y la desaparición de los sangrados» para entre un 60 y un 80% de ellos. En suma:«Renovar su calidad de vida». Y lo que es más importante:«El tratamiento puede tener un objetivo tanto paliativo, en pacientes que no tienen otra alternativa y que tienen la enfermedad extendida, como, en algunos casos muy seleccionados, formar parte de un tratamiento curativo asociado a radioterapia externa».

Antonio Bango, que se declaró «emocionado con la nueva técnica», recordó que el cáncer de pulmón uno de los más agresivos y que «sigue produciendo una alta mortalidad». En Asturias, en concreto, se diagnostican 700 nuevos casos al año» y «está aumentando la incidencia en mujeres» como consecuencia de que «hay más fumadoras». El problema es que «entre el 70% y el 80% se diagnostican en estadios avanzados». «Los pacientes acuden tarde porque no hay síntomas», cuando la tasa de supervivencia a cinco años se reduce a entre un 10 y un 15%, por lo que el diagnóstico precoz es clave y habría que hacer «un cribado en población de riesgo, en fumadores». De ellos, «el 30% y el 35% tienen complicaciones locales como asfixia, que son los que se pueden beneficiar de esa técnica. Alrededor de 200 al año». Asturianos ya no tendrán que salir de la región para tratarse «como hasta ahora».

El tratamiento puede durar media hora y el número de sesiones ronda las tres, ya que se trata de dosis altas que permiten que «esos pocos minutos equivalgan a varias dosis de radioterapia externa». En el nuevo HUCA, los profesionales confían en que «los tres quirófanos de Radioterapia funcionen a la vez» junto a los cuatro aceleradores. Ahora tienen uno y otro más sólo parcialmente equipado.

En Tuenti
Videos de Asturias
más videos [+]
Asturias



El Comercio Digital

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.