Detenidos dos miembros de una banda internacional de falsificación de tarjetas

Los detenidos son un checo y un rumano de 26 y 29 años respectivamente, y la policía se incautó de 1.180 euros y 134 tarjetas de crédito en blanco

EUROPA PRESS
Una mujer saca dinero de un cajero/
Una mujer saca dinero de un cajero

La Policía detuvo en Oviedo a dos hombres por la falsificación de tarjetas de crédito. Los arrestados son V.S., nacido en Broumov (República Checa) de 26 años, y M.M., nacido en Rumanía de 29 años. Los dos hombres, que utilizaban identidades falsas, fueron ya detenidos en otras ocasiones por delitos relacionados con la propiedad. En el caso de M.M. tenía ya tres órdenes de búsqueda y detención por los Juzgados de Ciudad Real, La Coruña y Salamanca, informaron fuentes policiales.

En el momento de la detención se les incautaron 134 tarjetas de crédito en blanco y 1.180 euros. Los arrestados pertenecen a una organización internacional dedicada a este tipo de delitos.

Los detenidos fueron puestos a disposición judicial quien decreto libertad con cargos para ambos, si bien M.M. en el día de hoy, se encuentra en dependencias policiales en relación a sus causas pendientes. Prosiguen las investigaciones para detectar a otros miembros de la organización.

Desde principios de año, la Jefatura Superior de Policía de Asturias, a través del Grupo de Delitos Económicos e Informáticos, y a partir de este Plan General, diseñó un dispositivo de prevención adaptado al Principado, con el objeto de detectar, entre otras actividades criminales, grupos organizados especializados en la copia y el uso fraudulento de tarjetas de crédito.

Miembros de este dispositivo, localizaron, retenidas en varias entidades bancarias de Oviedo y Gijón, tarjetas de crédito en blanco con el número secreto (PIN) anotado a mano en cada una de ellas.

En el mes de agosto el Grupo de Delitos Económicos e Informáticos volvió a recoger tarjetas falsificadas, esta vez en entidades bancarias sólo de Oviedo, por lo que se decidió centralizar e intensificar la investigación en esta ciudad.

El día 31 de agosto, policías que formaban parte de este plan preventivo, observaron como un joven, que estaba siendo investigado por presunta participación en la organización, salía de un establecimiento de hostelería y tras adoptar numerosas medidas de seguridad contactaba, en la calle Gamonal, con otro joven que le hacía entrega de una bolsa de plástico.

Tras comprobar el contenido de la bolsa, se incautaron 134 tarjetas de crédito en blanco con los números PIN manuscritos en cada una de ellas, procedieron a la detención de ambos.

Modo de operar

Algunos miembros de la citada organización se encargan de conseguir los datos del titular de la tarjeta y el número secreto, a través de sistemas electrónicos de copiado, como lectores magnéticos o cámaras de vídeo, colocados en los cajeros automáticos de las entidades bancarias y puertas de acceso.

Una vez con los datos en su poder, otros miembros de la banda, que fabricaron previamente copias de plástico idénticas a las originales, copian todos los datos en los soportes falsos.

Finalmente, los últimos miembros de la organización son los encargados de viajar a la ciudad elegida, seleccionar los cajeros en los que van a operar y extraer el dinero de los mismos, siendo los que más riesgo corren ya que son los únicos a los que se les puede detener en ese momento. Este es el caso de los dos detenidos en Oviedo.

Los delincuentes cuentan con un margen de tiempo amplio para operar con las tarjetas, ya que los titulares de las mismas no se percatan de los hechos hasta que se hacen efectivos los cargos en sus cuentas. CONSEJOS DE LA POLICÍA

Para evitar este tipo de fraudes la Jefatura Superior de Policía de Asturias aconseja a los usuarios que cuando usen el cajero automático o haga una compra en un terminal, tapen con la mano o el cuerpo el teclado al introducir la clave.

También recomiendan retirar las tarjetas y recoger los recibos, ya que suelen tener información de las cuentas, así como realizar las transacciones cuando y donde se sientan seguros. Si por cualquier razón no se ésta cómodo, dejar la transacción para más tarde o dirigirse a otro lugar. Además, aconsejan a los usuarios que no acepten ayuda o sugerencias de extraños cuando usen el cajero automático.

Fotos

Vídeos