Los vecinos de la zona rural exigen que la Policía garantice su seguridad

«Los habitantes de San Andrés de los Tacones hacen batidas y esa función no es suya» El Seprona levanta acta de los vertederos ilegales de la parroquia y el informe se remitirá al fiscal

O. SUÁREZGIJÓN
Por la izquierda, Teresa Prada, Eduardo Cobas, Gonzalo Casado y Soledad Lafuente durante el coloquio. / L. SEVILLA/
Por la izquierda, Teresa Prada, Eduardo Cobas, Gonzalo Casado y Soledad Lafuente durante el coloquio. / L. SEVILLA

Los vecinos de la zona rural exigen que las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado garanticen la seguridad en la parroquia de San Andrés de los Tacones. «La seguridad física y patrimonial debe ser asumida por la Policía o la Guardia Civil, no por patrullas ciudadanas que se ven obligadas a desempeñar funciones que no son las suyas y poner así en riesgo su vida», apuntó Soledad Lafuente, presidenta de la Federación de Asociaciones de Vecinos de la Zona Rural, en el transcurso de la mesa redonda sobre 'Seguridad pública y seguridad privada' celebrada en el marco de las IV Jornadas Socioculturales del Cuerpo Nacional de Policía.

La representante vecinal solicitó públicamente a la Delegación del Gobierno que «aumente la plantilla de efectivos de la Comandancia de la Guardia Civil de Gijón para que puedan vigilar las zonas rurales y, en este caso en particular, San Andrés. Uno de los principales obstáculos es la falta de agentes». Un grupo de habitantes de esta parroquia realiza diariamente batidas para evitar los «continuos saqueos y asaltos en las viviendas afectadas por la expropiación de la ZALIA».

El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) levantó ayer acta de los vertederos ilegales que han proliferado en esta zona gijonesa. Según Simón Junquera, vicepresidente de la agrupación vecinal, «los informes serán trasladados al fiscal de Medio Ambiente». En pleno debate de la relación entre la seguridad pública y la seguridad privada, Soledad Lafuente criticó que «se haya tenido que recurrir a los propios vecinos para solventar un problema que es del Estado».

Agentes de barrio

La de San Andrés no fue la única petición vecinal. Teresa Prada, presidenta de la Federación de Asociaciones de Vecinos de la Zona Urbana, abogó en el debate por la creación de una «Policía de barrio que ayude a cohibir la delincuencia y a contribuir a que la ciudadanía se sienta más protegida». Además, destacó «la importancia de las alarmas para preservar la seguridad en los negocios y en las casas». «Tienen un papel fundamental, así como las empresas de seguridad privada que, muchas veces, suplen y complementan las de la Policía», añadió.

En la mesa redonda participaron, además, el secretario general del Cuerpo Nacional de Policía de Gijón, Gonzalo Casado; y Eduardo Cobas Urcelay, representante de la Asociación de Empresas de Seguridad Privada.

Este último aseguró que «un 66% de los asturianos considera que los agentes de seguridad privada deberían asumir más funciones» y que este colectivo es el «más formado de Europa, por detrás de Polonia».