El ministerio aprueba el proyecto del laboratorio eólico propuesto por Gijón

<strong>La especialización del trabajo y la </strong><strong>cooperación con empresas</strong> y entidades, decisivo en el respaldo de Educación

MARCO MENÉNDEZGIJÓN
El proyecto de la universidad se basa en generar energía eléctrica mediante molinos ubicados en alta mar. / E. C./
El proyecto de la universidad se basa en generar energía eléctrica mediante molinos ubicados en alta mar. / E. C.

El Ministerio de Educación ha distinguido con el 'Campus excelente en Investigación y Transferencia' -gestionado por el Ministerio de Ciencia e Innovación- a un proyecto para el desarrollo de tecnologías que permitan el aprovechamiento de la energía marina y que está centrado en el campus de Gijón. Este proyecto, que cuenta con el Ayuntamiento de Gijón como uno de sus principales impulsores, ha concitado el respaldo de una veintena de empresas y entidades, aglutinadas todas ellas en torno a la Universidad de Oviedo.

Estos respaldos explícitos cumplen una de las principales exigencias de la convocatoria, que pasaba por «fraguar alianzas estratégicas entre las propias universidades y empresas, organismos, institutos, centros de investigación y otras entidades».

El concejal de Promoción Económica e Innovación del Ayuntamiento de Gijón, José María Pérez, reconoció ayer que «aún no sabemos si nos han concedido los cinco millones de euros que solicitábamos o sólo el millón y medio de la parte de la energía marina». En principio, estaba previsto que el ministerio aportara cinco millones de euros para desarrollar el proyecto y las empresas e instituciones que participan en el mismo, otros cinco.

La propia alcaldesa de Gijón, Paz Fernández Felgueroso, considera muy importante «la concesión de este proyecto al campus gijonés, porque ofrece grandes expectativas para trabajar a las empresas asturianas y a la propia Universidad de Oviedo».

La presencia en este proyecto de dos firmas como Acciona y Neo Energía es especialmente significativa, ya que son dos de las tres principales empresas que trabajan en el sector eólico marino. El objetivo del proyecto de la universidad asturiana es desarrollar una tecnología que sea capaz de generar de manera eficiente energía eléctrica utilizando molinos de viento que se anclarían en alta mar. La intención es ubicarlos a unos 20 kilómetros de la costa. Los aerogeneradores tendrían una altura de unos cien metros, con aspas de 50 metros de longitud. En el desarrollo de la tecnología necesaria intervendrían tanto distintos departamentos del campus gijonés de la Universidad de Oviedo como las empresas y entidades colaboradoras.

Pero el proyecto cuenta con un elemento fundamental, que sería un laboratorio eólico en el mar. Sería un equipamiento flotante donde investigar tanto la energía eólica marina como cualquier otra forma de aprovechamiento de la fuerza del mar y del viento. Aún no está decidido dónde ubicar este laboratorio, pues podría ser en cualquier punto de la costa asturiana, siempre y cuando su construcción no suponga ningún tipo de impacto medioambiental.

El objetivo final de este proyecto es que tanto la tecnología como los componentes que se construyan sean asturianos, es decir, que las empresas que investiguen y las que produzcan las distintas estructuras estén radicadas en el Principado, con el fin de potenciar el tejido industrial de la región.

Fotos

Vídeos