La ex gerente de Vipasa declara que no estaba obligada a sacar a concurso público sus proyectos

María José Hevia está imputada por una denuncia del PP en la que inculpa a Vipasa de irregularidades en la adjudicación del proyecto de los minipisos de la Laboral

EUROPA PRESS | OVIEDO
María José Hevia, ex gerente de Vipasa, declaró hoy en en el Juzgado de Instrucción Número 2 de Oviedo / M. ROJAS/
María José Hevia, ex gerente de Vipasa, declaró hoy en en el Juzgado de Instrucción Número 2 de Oviedo / M. ROJAS

La ex gerente de Viviendas del Principado de Asturias (Vipasa), María José Hevia, declaró hoy ante el juez que una empresa privada no está obligada a sacar a concurso público sus proyectos, por no estar sujeta a la Ley de Contratación del Estado, según informaron fuentes jurídicas.

Siempre según estas fuentes, Hevia, que prestó declaración hoy durante 15 minutos en el Juzgado de Instrucción Número 2 de Oviedo, se ratificó en lo que había declarado ante la Policía y rehusó responder a las preguntas de la acusación acerca del expediente y del concurso, alegando que había actuado de conformidad a la política de la empresa.

Por su parte, la acusación sostiene que en la fecha de la contratación, diciembre de 2007, la Ley de Contratación del Estado llevaba más de un mes en vigor, con lo que toda empresa privada financiada con fondos públicos estaría obligada a aplicar dicha norma a sus licitaciones.

Hevia está citada como imputada a raíz de una denuncia del PP en la que inculpa a éste organismo de irregularidades en la adjudicación del proyecto para el diseño de los minipisos para jóvenes que se están construyendo en la Universidad Laboral de Gijón.

El Grupo parlamentario del Partido Popular en la Junta General del Principado presentó el pasado mes de marzo una denuncia contra el anterior consejo de administración de Vipasa por "falsedad documental, prevaricación, cohecho, tráfico de influencias, malversación de caudales públicos, fraudes y exacciones ilegales".

El diputado popular José Agustín Cuervas-Mons criticó entonces que el contrato se adjudicó "a dedo" a un despacho de arquitectos de Madrid y por un montante superior al autorizado por el consejo de administración de Vipasa.

Según los populares, dicho contrato se otorgó antes de que en el registro de Vipasa se conociesen cuáles eran las ofertas. Asimismo, denuncian que la operación superó en 61.000 euros la cantidad de 320.000 euros aprobada por el consejo de administración de la empresa.

El lunes declarará Benjamín Alvarez Rodríguez, en su día letrado de Vipasa.