La cara culta de la electrónica

La tercera edición del festival experimental Xizidium de Gijón contará este sábado con siete directos asturianos, dos dj's y los audiovisuales del colectivo Thr3hold

JOSÉ CEZÓN
El productor Mauri en directo. / JOSÉ CEZÓN/
El productor Mauri en directo. / JOSÉ CEZÓN

No sólo de guitarras y beats vive el hombre. Al menos, es lo que nos plantea el festival Xizidium de Gijón, que alcanzará este sábado su tercera edición, y que está enfocado hacia la música electrónica más experimental y sus diferentes ramificaciones, desde la más ambiental a la industrial y 'ruidista'. La cita será a partir de las 18 horas en el local Varsovia y la entrada será libre hasta completar el aforo.

Habrá siete directos de la tierra de una hora, dos disyóqueys y audiovisuales, con un intermedio de tres horas para la cena. Abrirá Galgo, fabricante de paisajes sonoros de evocación abstracta, en cuya música las melodías orgánicas y el 'ambient' conviven con texturas más angostas. Galgo busca la «reinvención sonora de objetos cotidianos» y el cine es otra de sus fuentes de inspiración.

Aermneme (19 horas), miembro del colectivo Thr3hold, define su proyecto personal como «el resultado de una gran combinación de lenguajes artísticos y 25 años de vivencias personales». El proyecto nació en el recién desaparecido local Xiz, desde donde se impulsó también este festival alternativo. Valenoise (20 horas) se centra en la experimentacion de ruidos, frecuencias y sonidos, con el que trata de configurar un discurso musical y de provocar nuevas reacciones en el espectador.

Blezna (21 horas) se inspira en los árboles de los bosques asturianos, de donde recoge la materia prima musical, para después mezclarla con sonidos de estudio. «Pretendo que el resultado final se convierta en un paisaje sonoro, donde lo orgánico y lo sintético estén perfectamente fusionados», explica el productor, quien ya ha participado en el proyecto 'Mapeando el paisaje sonoro' y en los festivales Óptica y Valles Eléctricos.

Octubre (1 horas), conocedor de la música más extrema y con una forma particular de entender la producción, propondrá al público «una deconstrucción de los fantasmas del pasado». Y Disembowelment Process (2 horas) es el proyecto de José Enrique Saavedra, 'Chou', un apasionado de la música industrial, quien en 2005 decidió dar forma a unas composiciones basadas en esos sonidos. En este momento, ultima la edición de una demo cedé titulada 'Disembowelment Process One'.

Los 'collages' de Mauri

Cerrará el catalán y asturiano de adopción Mauri (3 horas), un artista conceptual que lleva en la escena electrónica desde 1993 como dj y desde 1998 como productor. Tiene publicados cuatro discos, dos Ep's y dos maxis, aparte de varios remixes para otros artistas y temas suyos en recopilatorios de todo el mundo. Ahora, está centrado en instalaciones y 'collages' sonoros. El sábado promete «por primera y única vez, el apropiacionismo y los 'collages' sonoros como armas de provocación».

Los djs Edurva y Selbstmörder, pertenecientes al Xizidium colectivo, pincharán en los intervalos «electrónica sintética, oscura, industrial y arriesgada». Los visuales serán de Thr3hold, otro colectivo gijonés formado en 2008 por María Fernandez, Rodolfo Lillo y Borja Requena (Aermneme). Cultivan varias áreas con especial predilección por la videocreación y los audiovisuales en vivo de electrónica experimental. Con una sólida base en el diseño gráfico e industrial, persiguen la máxima simplicidad y abstracción conceptual de las obras. Han desarrollado ya varios proyectos en España y se plantean trabajar con artistas de Canadá y Portugal.

El Festival Xizidium supone una ocasión inmejorable para acercarse a una escena musical dirigida más el cerebro o las vísceras que a las piernas, pero no menos apasionante.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos