Tendrá que cambiar el escudo

O. E.GIJÓN
El escudo episcopal de Sanz./ E. C./
El escudo episcopal de Sanz./ E. C.

«Posiblemente, mi escudo episcopal cambie». De hecho, más que posible es seguro. Porque «quienes entienden, me han dicho que mi escudo es realmente bonito, pero que no es un escudo episcopal si nos atenemos a las leyes de la heráldica». Y en eso están, explicó ayer en rueda de prensa el arzobispo electo de Oviedo, Jesús Sanz, en dedicir si será suficiente con transformar el actual o habrá que diseñar uno completamente nuevo.

La imagen actual está concebida como una vidriera gótica con elementos «de mi familia religiosa (la franciscana), mis apellidos, mi tierra (Madrid), y también algunos elementos de Jaca y Huesca». Algunos de esos elementos son, por ejemplo, el escudo de Madrid, los emblemas de Sanz y de Montes, la iglesia donde San Francisco escuchó el Evangelio que le habló de su vocación, el escudo franciscano... Está coronado por el capelo episcopal, de color verde. Según explican en la propia diócesis de Huesca, el escudo es «una narración plástica de cómo se hace historia la llamada de Dios en una biografía humana». Respecto al lema del obispo es 'Christus omnia in omnibus', es decir, Cristo es todo en todas las cosas.