Un centro que ahora puede aspirar a crecer

El traslado al nuevo edificio permitirá a la Escuela de Arte abordar los viejos proyectos para potenciar su actividad, y que se veían limitados por los problemas de espacio en el edificio de la plaza de Camposagrado en el que permanece desde su inauguración, hace 26 años. La dirección de la escuela, además del incremento de la oferta formativa regular, tiene en la recámara el desarrollo de acuerdos de colaboración con artistas exteriores y con otras instituciones educativas, como la Universidad de Oviedo o la Escuela Superior de Arte de Asturias.