Un profesor con vocación política

MACARENA ARRESEIGORGIJÓN

El PSOE gijonés ha propuesto como candidato a la Alcaldía de Gijón a Santiago Martínez Argüelles. El actual concejal de Hacienda era desde hace tiempo el nombre que los socialistas gijoneses tenían escrito en el primer puesto de su lista electoral. Sólo faltaba formalizar su designación por parte de la Ejecutiva.

Martínez Argüelles se ha convertido en el nuevo cartel electoral del PSOE en Gijón tras cuatro años como edil en los que ha tenido que afrontar algunos de los asuntos más complicados de la vida política local. Ha estado al frente de las cuentas municipales en una crisis que ha obligado a recortar gastos, reducir inversiones y subir la presión fiscal. Asumió personalmente la obra de El Molinón cuando los trabajos se encontraban paralizados, logró readjudicarlos y ahora espera que se inauguren antes del final del mandato. Y ha dirigido desde su despacho la compleja distribución de las ayudas a las obras de los planes de Zapatero y Areces, un balón de oxígeno ante la falta de presupuesto, pero cuya puesta en marcha obligó a un intenso ejercicio de gestión, difícil de conjugar con los ritmos habituales de las administraciones. De todo ello salió con mucho menos desgaste del que la oposición, consciente de su condición de 'delfín', trató de procurarle. Eso ha llevado a los socialistas a situarlo al frente de la candidatura, confirmando las intenciones con las que el secretario general del PSOE gijonés, José Manuel Sariego, lo había recuperado para la política cuando confeccionó la anterior lista electoral. Sariego quería un banquillo amplio que Argüelles compartía con otros ediles de la corporación como Pedro Sanjurjo y José María Perez.

El actual concejal de Hacienda en el Ayuntamiento de Gijón lleva la política en la sangre. Fue político antes que universitario. Y cuando cumplió 18 años lo primero que hizo fue afiliarse al PSOE. El mismo reconoce que desde muy pequeño le gustaba la política porque a través de la Administración se debe facilitar la vida a la gente. Hacerla feliz. Pronto formó parte de las la comisión ejecutiva de las Juventudes Socialistas, pero no dio el salto a la vida pública hasta 1991, cuando tenía 24 años, como concejal de Patrimonio y Planificación Presupuestaria, con Vicente Álvarez Areces como alcalde. Ni siquiera había terminado los estudios de económicas. Pero a mitad de mandato, en 1993, se inclinó de la otra parte de la frontera en la que siempre se desenvolvió su vida: la Universidad.

Nacido en 1967 en Gijón, quienes le conocen dicen que es un hombre de barrio, amable y cercano a la gente. Se le puede ver tranquilamente paseando con su mujer, haciendo la compra, o llevando a su hijo al futbol. En su época universitaria tuvo la oportunidad de viajar en calidad de Erasmus a Bradford (1988), posteriormente obtuvo una beca de la Fundación Banco Herrero en la Universidad de Strathclyde (1993). Se licenció en Ciencias Económicas y Empresariales. Y se doctoró en Economía. Consiguió ser profesor titular de Economía Aplicada de la Universidad de Oviedo. Después de siete años como vicerrector de la Universidad de Oviedo (2000-2007), volvió a la vida pública en 2007, como redactor del programa electoral del PSOE del Ayuntamiento de Gijón. Durante unos meses compaginó su vicerrectorado con la actividad pública, pero a día de hoy se dedica por completo a la política.

Optimista y con buen humor. Nunca pierde la sonrisa. Así lo demuestra cuando le llaman el delfín, (dígase de la persona que está aprendiendo de otra a la que posteriormente sustituirá). Santiago Martínez Argüelles está casado con la secretaria de Igualdad de la FSA y actual senadora del Principado, Carmen Sanjurjo, hermana del edil Pedro Sanjurjo y cuñada de la consejera de la Presidencia, María José Ramos. El gijonés, de 43 años, tiene dos hijos. Una niña de15 años, campeona piragüista y un niño de 11 que duda entre jugar al futbol o radiarlo. Es un firme defensor de las nuevas tecnologías, e incluso, sostiene que: Mis hijos me enseñan más a mí.

Fotos

Vídeos