Riopedre, Otero y Renedo esperan dejar atrás en breve un mes de cárcel

La posible excarcelación de Riopedre es la que está suscitando más controversia por su edad y salud ya que el ex consejero, de 71 años, tiene problemas de corazón y otras enfermedades asociadas, como diabetes

EFE| OVIEDO

El exconsejero de Educación José Luis Iglesias Riopedre, la exdirectora de Planificación, Centros e Infraestructuras María Jesús Otero y la funcionaria Marta Renedo podrían abandonar en pocos días la cárcel de Villabona, en la que han cumplido ya cuatro semanas de internamiento, si prosperan los recursos que en ese sentido han presentado sus defensas.

La sección octava de la Audiencia de Asturias será donde, a partir de las 10:30 horas de mañana, miércoles 23 de febrero, se celebre la vista -posiblemente a puerta cerrada a petición de alguna de las partes- en la que se decidirá su futuro inmediato.

En ella estarán presentes los letrados, pero no los dos ex altos cargos y la funcionaria que están siendo investigados junto a dos emrpesas homologadas por la administración regional por su presunta implicación en una trama de corrupción por contrataciones irregulares y pago de comisiones.

La posible excarcelación de Riopedre es la que está suscitando más controversia por su edad y salud ya que el ex consejero, de 71 años, tiene problemas de corazón y otras enfermedades asociadas, como diabetes y, según fuentes de su entorno, ha visto desmejorar su estado en los últimos días.

Ante estas advertencias sobre su salud, tres médicos han realizado hoy a Iglesias Riopedre, en el Instituto de Medicina Legal del Palacio de Justicia de Gijón, un chequeo que había solicitado el ministerio fiscal para pronunciarse sobre su permanencia en el centro penitenciario de Villabona.

Desde la Fiscalía han evitado hoy pronunciarse sobre el resultado de este chequeo médico y han señalado que su postura, a favor o en contra de la excarcelación del exconsejero en función de su estado, la darán a conocer mañana durante la celebración de la vista.

A instancias de la jueza de Instrucción número 4 de Gijón, Riopedre se encuentra desde el 25 de enero en prisión provisional comunicada y sin fianza como presunto autor de supuestos delitos de prevaricación, cohecho, tráfico de influencias, fraudes y exacciones ilegales y negociaciones prohibidas para funcionarios.

Dos días más tarde, la jueza decidió también el ingreso en prisión de las otras dos imputadas, una medida que el 4 de febrero volvió a ser apoyada por la Fiscalía al entender que había riesgo de fuga de los acusados y que podían alterar o manipular pruebas.

En el caso de Riopedre también había advertido de que no estaba acreditada la "penosa situación médica" que alega su entorno y su defensa para solicitar su puesta en libertad.

La Fiscalía solicitó también que la instructora de este caso, que se encuentra bajo secreto de sumario, confirme la situación de libertad bajo fianza de 300.000 euros de los dos empresarios imputados.

Así, será también la titular del Juzgado número 4 de Gijón la que decida sobre si mantiene esa medida para los dueños de Igrafo y Almacenes Pumarín, Víctor Manuel Muñiz y Alfonso Carlos Sánchez, respectivamente.