El Principado asegura que hay «graves irregularidades en la gestión del Niemeyer»

El Gobierno regional asegura que una auditoría ha detectado que la Fundación no dispone de facturas que justifiquen una parte de los gastos contabilizados en sus cuentas anuales

REDACCIÓNAVILÉS

El Gobierno regional asegura que una auditoría interna de la propia Fundación y la Intervención general del Principado han detectado «graves irregularidades» en la gestión económica de la Fundación Niemyer. El ejecutivo asturiano ha desvelado que la Fundación no dispone de facturas que justifiquen «una parte de los gastos contabilizados en sus cuentas anuales».En un comunicado, la Administración autonómica ha recordado que lleva invertidos en el Niemeyer hasta la fecha más de 45 millones de euros. «Una parte de esa cantidad no dispone de facturas correctamente conformadas que justifiquen los gastos contabilizados, según refleja la auditora KPMG en el informe realizado sobre las cuentas anuales de 2010», señala el Gobierno. Asimismo, el informe interno elaborado por la Intervención del Principado de Asturias contempla «otras numerosas irregularidades en la gestión económica de la Fundación Niemeyer». «Con este Gobierno, donde haya dinero público habrá siempre transparencia en el gasto y control de legalidad en los actos, en defensa de los intereses de todos los asturianos", ha asegurado el Consejero de Cultura, Emilio Marcos Vallaure.

También recuerda que el Gobierno del Principado de Asturias cedió gratuitamente el edificio del Niemeyer, valorado en 42.898.824,54 euros, hasta el 14 de diciembre de 2011, y ha hecho entrega de subvenciones por valor de 3.250.000 euros en cuatro años. Según recogen las propias cuentas de la Fundación, las cantidades totales percibidas hasta finales del año 2010 ascienden a 4.354.000 euros, contabilizándose como financiación privada hasta esta fecha un total de 240.000 euros.El patronato de la Fundación procedió a la presentación de las cuentas anuales de 2010 en fecha 21 de Julio de 2011. En ellas se indicaba por la empresa KPMG, entidad auditora de la Fundación, que "la Fundación no dispone y por tanto no ha podido facilitarnos, facturas y otra documentación soporte de determinados gastos. Adicionalmente, no hemos recibido respuesta a algunas de las cartas de circularización enviadas a determinados proveedores y acreedores de la Fundación, incluyendo a algunos con los que esta mantiene registrados saldos deudores. En consecuencia, no hemos podido satisfacernos de la razonabilidad e integridad de determinados gastos y saldos deudores y acreedores de la Fundación". Este hecho se justifica en el mantenimiento de los registros contables por un proveedor externo que recientemente ha sido sustituido por otro.

«Esta situación, unida al estado de la documentación que justifica el empleo de las subvenciones de ese ejercicio 2010 -que posteriormente se comprobó se extendía a toda la vida de la Fundación- dio lugar a que se solicitara la elaboración de un informe interno por el Principado de Asturias. En él se indican, entre otras irregularidades, que no se ha podido comprobar si la cuantía de los gastos de personal es correcta al no figurar en el expediente los contratos que los respaldan. También se desconocen las cuantías percibidas por el personal al servicio de la Fundación al no haberse proporcionado información alguna al respecto», argumenta el Principado.

Recoge además que los gastos en viajes, hoteles, restaurantes y similares, carecen de soporte justificativo para tener la evidencia de manera indubitada que respondan a la naturaleza de la actividad subvencionada y resulten estrictamente necesarios, incluyendo en este extremo los justificantes presentados en los ejercicios 2007 y 2008 como fichas de desplazamiento y gastos con tarjetas de crédito que suman un importe de 14.561 euros y 29.514 euros respectivamente, así como los gastos facturados por una agencia de viajes, que suman un importe de 105.603 euros en 2007, 334.062 euros en 2008 y 117.567 euros en 2009. Existen también facturas por importe de 52.060 euros en 2007 y la totalidad del importe de 2008 que se considera que no reúnen los requisitos exigidos en el Real Decreto 1496/2003, de 28 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento por el que se regulan las operaciones de facturación, al no desglosar las operaciones a que se refieren.

Según mantienen los responsasbles regionales de Cultura, «no existe acreditación del pago de los gastos presentados como justificación, -requisito exigido por el artículo 31.2 de la Ley General de Subvenciones (LGS) para tener la consideración de gasto realizado, y en consecuencia subvencionable-, salvo en los gastos pagados con tarjeta de crédito en 2007 y 2008 y en la justificación correspondiente a 2009, único expediente que incorpora justificantes de pago, si bien, no hay acreditación del mismo por importe de 52.895 euros y ha tenido lugar con posterioridad a la fecha establecida en la resolución de concesión».

Entre otros detalles, el escrito de la Administración autonómica hace mención a que de «un justificante por importe de 44.080 euros, solamente se acredita el pago de 4.408 euros. Existen otros pagos en moneda extranjera en los ejercicios 2007 y 2008 para los que no se acredita, mediante el correspondiente justificante, el tipo de cambio en el momento de realizarse el gasto. Se recogen también gastos por prestación de servicios por importe superior a 12.000 euros, sin que conste acreditación de la solicitud de tres ofertas o la justificación de la inexistencia en el mercado de suficiente número de entidades que puedan prestarlo».

Según señala el Ejecutivo autonómico, tampoco consta «la comunicación de la obtención de otras subvenciones o ayudas, obligación exigida en el artículo 14 d) y en las resoluciones de concesión. Siendo las subvenciones concedidas en los ejercicios 2007 y 2008 superiores a los gastos de explotación, lo que supone un exceso de subvención por importe de 229.730 euros y 39.169 euros, que ha de dar lugar a su devolución con los correspondientes intereses. Pudiendo indicar que la falta de publicidad propia de una actividad subvencionada es comprobable con el examen de la página web del Centro y la publicidad desarrollada por éste en el momento actual, al no existir en ninguna de las actividades desarrolladas publicidad ni mención al Gobierno y Administración del Principado de Asturias, lo que pudiera constituir una causa de reintegro de las subvenciones».

Según el Principado, todos estos aspectos «podrían suponer un incumplimiento flagrante y total de la normativa reguladora de las subvenciones, con la consiguiente obligación de reintegro».

Por otra parte, el Ejecutivo regional también ha hecho público que la reunión de la Junta del Patronato de la Fundación Niemeyer ha sido aplazada ante la falta de asistencia de parte de sus miembros, y se realizará una nueva convocatoria con la intención de lograr el consenso de todos los patronos.

«El Gobierno del Principado quiere mantener una política de consenso para la adopción de cualquier tipo de acuerdos y conseguir la participación de todos los patronos de la Fundación Niemeyer. La Alcaldesa de Avilés, Pilar Varela, había anunciado que no asistiría a la reunión y que la impugnaría, pero mantenía abierta la vía del diálogo para avanzar en la colaboración. Por ello, y dada la oferta de diálogo expresada por la Alcaldesa de Avilés, se procederá en próximas fechas a realizar esa nueva convocatoria que logre el respaldo de todas las partes implicadas», mantiene el Principado.