Cascos: «Al PSOE y al PP les importa mucho Andalucía y muy poco Asturias»

«Prometimos transparencia y no aceptamos compadreos ni componendas con los depredadores del dinero de todos, ni en la Fundación Niemeyer, ni en la TPA, ni en ningún chiringuito», ha aseverado

EFEPERLORA

El presidente del Principado y de Foro, Francisco Álvarez- Cascos , ha señalado hoy en Perlora que su Gobierno es el «único en España» que cumple el compromiso con la sanidad, la educación y los servicios sociales, y ha agregado que al PSOE y al PP «les importa mucho Andalucía y muy poco Asturias». Estas han sido algunas de sus afirmaciones durante su intervención en un acto en la localidad de Perlora, en Carreño, en el que ha analizado la situación de Asturias a partir de la llegada de Foro al Gobierno regional.

«Prometimos transparencia y no aceptamos compadreos ni componendas con los depredadores del dinero de todos, ni en la Fundación Niemeyer, ni en la TPA, ni en ningún chiringuito», ha aseverado. También ha abundado: «Prometimos luchar contra la corrupción, y modificamos las normas de contratación para impedir las irregularidades. Prometimos austeridad y la practicamos recortando los gastos en personal, en coches, en teléfonos, en comida y viajes. Prometimos dar prioridad a la Sanidad, a la Educación y al Bienestar Social y hemos dedicado los recursos necesarios, de forma que somos el único Gobierno Autonómico en España que lo ha cumplido».

Asimismo, ha manifestado han prometido ser un gobierno «cercano y para todos», y que «no hay nadie, ni alcaldes ni ciudadanos» que pueda acusarles de atender solo a los «correligionarios de partido». «Prometimos estar al servicio de los asturianos frente a los políticos de oficio, y hemos demostrado el desapego a los cargos apelando a los asturianos para que desbloqueen la paralización política que provocaron el PP y el PSOE», ha explicado en su intervención.

Cascos ha afirmado que el cambio en Asturias es una «necesidad para salir de la decadencia y la mayoría de los asturianos saben que el PP cerró las puertas al cambio para que todo siguiera igual, como demostró rechazando el Presupuesto del cambio del Gobierno de Foro, e imponiendo a los asturianos el Presupuesto de Areces que había rechazado hace un año». Ha señalado que el futuro de Asturias no puede quedar en manos de los personas que «deben su puesto al favor de los jefes de Madrid», y que el Gobierno autonómico tampoco puede ser una «sucursal de la oficina central de la capital, cuyos jefes vienen a Asturias a pedir 'tranquilidad' a los 100.000 parados». Tampoco a «pedir 'silencio' a los asturianos indignados que se rebelan contra la marginación y el olvido del Principado».