COFPA dice que Cascos incumplió las promesas de cambio en la función pública

Aseguran que el programa electoral de Foro incluía varias del documento "30 medidas para la regeneración de la Administración Pública asturiana" elaborado por esta asociación

EFE , OVIEDO

El Conceyu por Otra Función Pública n'Asturies (COFPA) afirma que el Gobierno regional que preside Francisco Álvarez-Cascos "ha incumplido las promesas de cambio en la función pública asturiana".

En un comunicado, COFPA asegura que el programa electoral de Foro, partido que sustenta al actual Gobierno, y el discurso de investidura del presidente incluían varias de las propuestas del documento "30 medidas para la regeneración de la Administración Pública asturiana" elaborado por esta asociación.

Recuerda que este documento presentaba varias propuestas dirigidas a "cambiar el rumbo de la gestión "clientelista del empleo público de la larga etapa del Ejecutivo que presidió Vicente Álvarez Areces".

Indica que "tras nueve meses de gobierno, el balance de la gestión de la Administración de Cascos resulta totalmente decepcionante".

Señala que el Gobierno regional prometió generalizar el concurso de méritos como procedimiento normal de provisión de puestos, limitando la libre designación para casos excepcionales.

Afirma que "la realidad es que los concursos que ya estaban convocados en la etapa anterior siguen estancados y sin resolver por la insuficiencia de medios personales y por una organización administrativa claramente deficiente, y la libre designación continúa utilizándose de forma abusiva".

Recalca que "lejos de acatar las sentencias firmes ya existentes, la Dirección General de Función Pública se opone a ejecutarlas con la excusa de la ley de blanqueo aprobada 'in extremis' por el tándem PSOE-IU, cuando dicha ley debe interpretarse conforme a la jurisprudencia del Tribunal Supremo".

Reseña que el Ejecutivo propuso que los nombramientos provisionales en comisión de servicios serían excepcionales y sólo por razones de urgente y extraordinaria necesidad.

"Sin embargo, se han utilizado de forma indiscriminada - hasta para el nombramiento de jefes de Servicio - y totalmente 'digital' (cuando en la Consejería de Educación hace ya años que se hacen por medio de un concurso público)", asevera.

Apunta que el Gobierno prometió hacer relaciones de puestos de trabajo avaladas por informes técnicos, de acuerdo a principios de eficacia y eficiencia de los servicios públicos y amagaron con suprimir los puestos inflados de coordinadores, asesores y similares.

Indica que sin embargo, "cedió a la presión corporativa de la alta burocracia, representada por el colectivo de secretarios técnicos de su confianza política y acabó tragando la nomenclatura designada a dedo por el Gobierno de Areces".

Añade que propuso que el acceso a las empresas y fundaciones públicas se hiciera mediante procedimientos que garantizasen la igualdad, el mérito y la capacidad, pero, según asegura, "no consta ninguna iniciativa al respecto".

Igualmente el Gobierno prometió que los procedimientos de selección y promoción profesional no incluirían pruebas subjetivas, pero, según denuncia, "la regulación de los concursos de méritos sigue exigiendo la presentación de memorias y la realización de entrevistas".

"La acción de gobierno en la Función Pública fue y es, por lo que estamos viendo, de mantenimiento numantino de la misma política desarrollada por el Gobierno PSOE-IU y de total incumplimiento de las promesas electorales y del programa de gobierno tal y como fue explicado en la Junta General", afirma.