El Sporting aburre

Los rojiblancos volvieron a decepcionar con una actuación plagada de errores

MANUEL ROSETY ,GIJÓN

El Sporting volvió a decepcionar, con una actuación plagada de errores, con poco sentido, en la que sumó un punto ante un Lugo que demostró más criterio de fútbol en todos los aspectos.

Tanto Manolo Sánchez como Setién utilizaron las alineaciones previstas, con las novedades de David y Juan Muñiz en el bando gijonés y las de Víctor Díaz y Fran Sol en el conjunto lucense. El técnico rojiblanco optó por mantener intacta la defensa, línea para la que no pudo recuperar al defensa Sergio, al haberse lesionado nuevamente en la sesión del sábado.

El inicio del partido fue decepcionante por parte del Sporting, con nerviosismo y bastante desbarajuste, sobre todo defensivo. El Lugo estaba mejor posicionado en el campo, siempre con un jugador desmarcado y con una presión que ahogaba a los rojiblancos. La afición local, cansada de tantas decepciones, empezó a mostrar su descontento.

El equipo gijonés, con aspecto de estar agarrotado, tenía dificultades para romper el dispositivo del Lugo. Pita cerraba el centro con una posición retrasada, mientras que Font creaba demasiadas complicaciones cada vez que abría el juego hacia adelante.

El peligro gijonés era mínimo. Se reducía los lanzamientos lejanos de Juan Muñiz, con un juego a base de impulsos. Además, los disparos a Yoel eran inocentes. Sol tuvo una ocasión para adelantarse en el marcador, pero falló. En la réplica, David aprovechó un pase de Trejo para revolverse y disparar cruzado. Así inauguró el marcador.

Poco duró la alegría, porque el Lugo empató en una falta de Óscar Díaz, magistralmente ejecutada a donde no podía llegar Juan Pablo.

El segundo tiempo se inició con una fuerte lluvia. El Sporting salió con más ímpetu, pero el Lugo no se conformaba con encerrarse en su parcela. De todas formas, los gallegos controlaban mejor el partido.

Manolo Sánchez retiró a Bilic, adelantó a David y dio entrada a De las Cuevas, pero el cambio no tuvo excesiva repercusión, porque coincidió con un bajón físico de juego de los gijoneses, a lo que se unía el recital de Pino Zamorano.

El Lugo se defendía con orden, tenía más el balón y lograba descontrolar a los rojiblancos, que perdían a Juan Muñiz por lesión. Carmona entraba en su lugar. Después dio entrada a Cases, con sólo diez minuto de margen, para sentar a Trejo.

El final del partido fue desesperante, con un fútbol atropellado del que poco se puede esperar.

Placa de recuerdo por la primera visita oficial del Lugo

El Sporting hizo entrega de una placa conmemorativa al Lugo, con motivo de la primera visita del equipo gallego a El Molinón. Las dos anteriores visitas a Gijón, en 1950, fueron del Lucense, desaparecido en 1952. Las confrontaciones entre los dos conjuntos fueron en torneos amistosos de verano en Lugo, Villanueva de Oscos y Luarca.

Directo 58146 Si

Fotos

Vídeos