La educación pública asturiana se encierra contra la Ley Wert

Profesores, padres y alumnos han participado en una jornada de protesta, previa a la huelga del 9 de mayo

N. A. ERAUSQUINGIJÓN
La educación pública asturiana se encierra contra la Ley Wert

Hoy no ha sido un día normal en los centros educativos públicos asturianos. Desde primera hora de la mañana se han sucedido movilizaciones en contra de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) en una jornada previa a la huelga convocada en toda España el 9 de mayo en contra de la reforma legislativa impulsada por el ministro José Ignacio Wert. Los convocantes asturianos, Suatea, CCOO, Fapa Miguel Virgós, UGT y el Sindicato de Estudiantes, que forman parte de la Plataforma Estatal en Defensa de la Enseñanza Pública, han promovido las protestas que incluían manifestaciones, concentraciones, cadenas humanas, un 'flashmob' e incluso encierros. De hecho, los participantes pretenden pasar la noche en los colegios e institutos en los que los directores lo permitan. Como reconocen sus precursores, se trata de calentar motores de cara a la huelga de dentro de dos semanas, la primera de la democracia en la que se unen docentes, estudiantes y familiares de todas las etapas educativas, desde Infantil hasta la Universidad.

En Gijón, estudiantes y docentes de la Universidad Laboral han cortado unos minutos la N-632, los alumnos de la Escuela Infantil José Zorrilla han protagonizado un acto simbólico y han abrazado su centro, mientras que los profesores de los IES Feijoo y Mata Jove han tendido sus camisetas en señal de protesta y en el colegio de Tremañes se han dado las clases al aire libre y los niños han levantado sus tijeras en contra de los recortes. En la capital del Principado, los docentes han salido a la calle para dar sus clases y han colgado una pancarta en la consejería de Educación. En Laviana se ha celebrado una concentración delante del IES David Vázquez Martínez, en Cabrales se han encerrado en el C.P.E.B. Las Arenas y en Avilés ha habido una manifestación conjunta de diferentes centros.

Según el comunicado consensuado entre los convocantes, la ley Wert pone en estado de alarma a quienes pensamos que la educación pública es un derecho fundamental. Además, aseguran que los cambios legislativos persiguen que la educación pública sea la que pague los platos rotos de la crisis.

La plataforma cree que el nuevo proyecto de ley no ha venido precedido de un debate social y pide que la educación siga estando considerada como un derecho fundamental. Por ello, los responsables de las organizaciones cargan duramente contra la LOMCE a la que acusan de demonizar a la educación pública y debilitarla para volver a los años 70 o de crear una red de centros de elite para la clase privilegiada y otra subsidiaria para los demás.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos