¿Cómo consigue Paula Echevarría estar siempre perfecta?

La actriz asturiana desvela sus secretos para estar divina en la playa

¿Cómo consigue Paula Echevarría estar siempre perfecta?

La operación bikini ha llegado a su fin, ya estamos en pleno verano y lo hecho hecho está. Ya se empiezan a lucir los cuerpos en las playas y piscinas de todo el territorio nacional, aunque en el norte gracias a la lluvia todavía tenemos un tiempo para ponernos en forma.

Paula Echeverría es uno de los ejemplos que verano tras verano nos demuestra que es posible estar divina con muy poca ropa, ya hemos podido ver cómo le sientan los primeros bikinis de la temporada 2013 y una vez más, todas las mujeres se vuelven a hacer la misma pregunta ¿cómo lo hace?.

La asturiana ha asegurado en varias entrevistas que su principal secreto es ser ella misma. Su sencillez y naturalidad siempre han estado presente en su estilo, tanto en 'photocalls' como en una tumbona, pero no solo ésto es suficiente para estar perfecta en traje de baño. La actriz ha confesado que su secreto es comer de todo un poco y que además, combina una buena alimentación con ejercicio, en su caso practicando plataforma vibratoria, un dispositivo de vibración cada vez más conocido y más utilizado en España. Gracias a este artilugio se activan las contracciones musculares y esto mejora el rendimiento general en sesiones de solo 15 minutos. Esta claro que a la actriz le ha dado buenos resultados, ya que puede presumir de una figura esbelta y tonificada, que aunque este verano no pueda lucirla mucho por trabajo, seguro que le saca partido en cualquier momento y en cualquier lugar.

Considerada una auténtica gúru de moda, Paula asegura que "nunca intento gustar a la gente", aunque siempre lo consigue con su estilo. A la pregunta ¿actriz o 'it girl'? la modelo no ha dudado en contestar que prima más su carrera como intérprete. Ahora está rodando una serie para Antena 3.

Este verano la asturiana seguirá luciendo complementos básicos pero fundamentales para estar cómoda y al mismo tiempo a la última. Para ir a la playa, para dar un paseo o para comer en una terraza no puede faltar el sombrero de paja, las gafas de gran tamaño y los kaftanes, siempre combinándolos con bisutería dorada y otros elemenos con brillo que ayudan a realzar el bronceado. El mejor calzado con altas temperaturas son sin duda las chanclas o las sandalias, cómodas y frescas para pasear y conocer nuevos lugares. Lo que no se sabe es si Paula dedicará también un tiempo a visitar su tierra, suele veranear en Ibiza pero una escapada a Candás no se la ha quitado nadie en los últimos veranos.