Osos a bajo coste

La Fundación que gestiona el cercado en el que viven Paca, Tola y Furaco oferta por dos euros acercarse a los animales

ÁNGELA LÓPEZ
Osos a bajo coste

Aproximarse a Paca, Tola y Furaco tiene un precio. La Fundación Oso de Asturias cobra dos euros a todos aquellos que quieren ver de cerca a la gran atracción del cercado de Santo Adriano. Nunca antes los visitantes de la senda habían tenido la oportunidad de estar a pocos centímetros de los animales y solo sus cuidadores tenían el privilegio de arrimarse al recinto en el que residen los plantígrados desde 2008, una hectárea que dispone de los mayores lujos que puede tener un oso pardo, según estos, aunque han sido muchas las voces que se han alzado y han acusado a sus responsables de querer convertir en un zoo esta instalación, el último el máximo responsable de Foro Asturias, Francisco Álvarez-Cascos. Dos compartimentos, uno para las hermanas y otro para el macho, cuadras con camas de paja en las que pueden descansar y refugiarse del frío o del calor, y un espacio común con una piscina al aire libre que disfrutan unos días Paca y Tola y otros Furaco son algunas de las características de la zona en la que residen, demasiado pequeña para algunos, suficiente para otros.

Relajados, tumbados al sol y con pensión completa, así es como viven Paca, Tola y Furaco, aunque sin libertad, cuentan con alimento y la atención de sus cuidadores. Las horas de las comidas ya las conocen, pero últimamente los osos han notado que el servicio no viene solo, sino que llega acompañado de algunos turistas que se quedan impresionados por su tamaño a medida que se acercan.

Me parece poco para lo que supone la actividad, así respondía una de las excursionistas a la salida de la visita cuando se le preguntaba por los dos euros que hay que pagar para bajar al cercado osero. Según Pepín Tuñón, biólogo de la Fundación, la nueva alternativa a un precio simbólico responde a las peticiones de muchos turistas que han querido conocer en las distancias cortas a Paca, Tola y Furaco, quizás los tres osos más famosos del país. Estar más cerca era uno de los deseos de los visitantes, pero sin interferir en su hábitat. Ahora no se pierden ningún detalle de lo que hacen estos animales durante los 20 o 30 minutos que dura el recorrido.

Durante la visita, los cuidadores relatan cuál es la situación real del oso pardo, cuál será su futuro en Asturias y la historia de Paca, Tola y Furaco, el motivo de su llegada a Asturias, cómo es su día a día, su alimentación y otros aspectos relacionados con su edad. Las hembras ya tienen 24 años, son unas ancianas y sufren problemas geriátricos como la artrosis, las hernias o una menor movilidad.

Tola es la que está más afectada debido a sus problemas de cadera que no le permiten hacer muchos esfuerzos por el cercado. Este es el motivo, según sus cuidadores, de que los animales permanezcan en las instalaciones que fueron diseñadas para el programa 'Cría en cautividad', que no tuvo éxito, a pesar de que esta osa parió una cría en enero, un esbardo que apareció muerto y que sorprendió a todos porque ni siquiera sus cuidadores sabían que la hembra estaba preñada.

Atrás quedaron los años en que las osas vivían en semilibertad, en un monte calizo de cuatro hectáreas en el que crecieron y por el cual muchos turistas se fueron sin verlas. La lesión de Tola condiciona que no estén en el cercado de arriba. Si no estuviese enferma, os puedo garantizar que estarían allí. Aquí están mucho más a la vista, más cerca de nosotros y tienen un control y un seguimiento más exhaustivo del que puedan tener en el cercado superior, afirma Tuñón. Furaco, en cambio, se encuentra en su mejor etapa, pero sus características requieren que permanezca en el cercado de manejo sí o sí para poder trabajar con él y que se encuentre en las mejores condiciones.

Ahora los tres osos reciben dos visitas al día en su propia residencia (a las 12:30 y las 17:30 horas) y para el que hay que rascarse el bolsillo, aunque el que quiera puede seguir disfrutando de los animales gratuitamente desde el camino de la senda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos