¿Cómo pagar una barra de labios con un billete de 200 euros y llevarte 300?

La Policía detine a una mujer de 60 años que había empleado la misma técnica otras dos ocasiones en Asturias | Había sido arrestada 161 veces más

ELCOMERCIO.ESREDACCIÓN

La Policía detuvo el pasado 30 de diciembre a una mujer de 60 años y que había sido arrestada en otras 161 ocasiones. En este caso, está acusada de cometer un hurto en Oviedo y dos en Avilés en diferentes establecimientos comerciales y apropiándose un total de 300 euros.

Para cometer estos delitos que desde la Policía se han definido como 'hurtos mágicos', la acusada utilizaba un billete de 200 euros y finalmente salía del comercio con dicho billete y otros 100 más.

Según una de las denunciantes, el robo cometido en Oviedo se produjo en una tienda de la calle Palacio Valdés, donde la delincuente adquirió una barra de labios. Una vez en la caja, la clienta entregó un billete de 200 euros a la dependienta. Cuando la cajera se dispuso a pasar el billete por el comprobador de la autenticidad del mismo, la clienta empezó a increparla y reprocharle que no se fiara de ella por su raza. Pese a los improperios, la dependienta le dio la vuelta al comprobar que el billete era auténtico. Una vez que la delincuente obtuvo el cambio, ésta exigió su derecho a devolver el producto y pidió que le diera el billete de 200 euros, a lo que la dependienta accedió. Finalmente, cuando la mujer abandonó el establecimiento se efectuó un recuento de caja y se comprobó que faltaban 100 euros. La clienta se había llevado sus 200 y otros 100 más. Su técnica era sencilla: entretuvo a la dependienta mediante la discusión y, en el momento de devolver el producto y recuperar su billete de 200 euros, no le entregó todo el cambio que le había dado la cajera, sino que se quedó con 100 euros.

El mismo día y por el mismo procedimiento se llevaron otros 100 euros en la oficina de Correos de Avilés y en un supermercado también de la misma ciudad. En los tres casos se realizó el pago con el billete de 200 euros y robaron 100.

En las 3 denuncias resultó que la autora fue la misma mujer que tiene fijado su domicilio en la localidad de Puetollano, Ciudad Real. Posteriormente se comprobó que la delincuente, de 60 años, es conocida por la Policía pues tiene en su haber 161 detenciones o identificaciones en toda España por delitos contra la propiedad.

Realizada una composición fotográfica por parte de los investigadores, y después de múltiples gestiones, fue reconocida como la autora de los hurtos por sus víctimas. No se descarta que hubiera cometido algún otro hecho delictivo aunque hasta la fecha no se ha presentado ninguna otra denuncia.