Final del reto de Rosa Fernández e Indalecio Blanco

El montañero de La Nava, que tiene una discapacidad física del 66%, no se encontraba bien y decidió no seguir adelante

Final del reto de Rosa Fernández e Indalecio Blanco

La aventura de Rosa Fernández e Indalecio Blanco en el Aconcagua ha llegado a su fin. El montañero de La Nava, que tiene una discapacidad física del 66%, no se encontraba bien y cuando estaban inmersos en el asalto a la cima del techo de América (6.690 metros) decidió no seguir adelante. La montañera canguesa optó por acompañarle en el regreso.

Así, el martes estuvieron todo el día bajando hasta que llegaron a Plaza de Mulas, donde pudieron reponer fuerzas después de cuatro intensos días preparando el último asalto a la cima.

Fernández y Blanco dan por terminada esta aventura, que tiene además carácter solidario pues con la venta de unas pulseras solidarias con el lema 'Yo voy al Aconcagua' se recaudaron fondos para los comedores infantiles de Mensajeros de la Paz.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos