Los empresarios de Santa Rita piden plazas de aparcamiento y más atención para el polígono

Los trabajadores siguen denunciando el pago obligatorio de vados y el Ayuntamiento se muestra abierto a negociar un convenio

ANDREA INGUANZOARRIONDAS
Los empresarios de Santa Rita piden plazas de aparcamiento y más atención para el polígono

Los empresarios del polígono industrial deSanta Rita, en Arriondas, se sienten abandonados. Denuncian que las únicas noticias que han recibido por parte del Ayuntamiento de Parres en los últimos años han sido en forma de recibo, para cobrarles obligatoriamente una cuota por la instalación de vados permanentes. Por el contrario, advierten de que no se ha llevado a cabo ningún tipo de mejora, que la limpieza es escasa y que la seguridad sigue siendo una asignatura pendiente. Además, las empresas instaladas en esta planta industrial parraguesa sienten que la escasez de aparcamiento está suponiendo uno de los principales problemas en los últimos años y que se debería trabajar para, al menos, paliar esta carencia.

Desde que se conociera la decisión municipal de cobrar a todas y cada una de las naves industriales el impuesto de vado permanente, el malestar de los empresarios ha ido en aumento. El Ayuntamiento únicamente les ha explicado que no pueden cruzar una acera pública con vehículos para entrar en sus negocios sin abonar dicha tasa, que asciende a unos 151 euros anuales. Actualmente hay quien ha decidido abonarla, pero existe una mayoría que ni lo ha hecho ni tiene intención. Susana Rodríguez, gerente de Talleres Juan, considera que se trata de una medida injusta y propone otras alternativas. «Aquí las aceras sirven para bien poco, por lo sería mejor que se redujeran y, en su lugar, se habilitaran plazas de aparcamiento ya que se puede comprobar a diario que los vehículos se vuelven locos para estacionar», declara.

Sólo hay que darse una vuelta alrededor del polígono para comprobar que coches y camiones se suben a las citadas aceras, impidiendo casi el paso a pie entre las naves. Una situación que, desde hace un tiempo, empeora en los meses de temporada alta. «Desde que se instalaron aquí un par de empresas de turismo activo los veranos son un caos de coches ya que, sus clientes, no tienen espacio donde aparcar y lo dejan donde pueden», explica Saúl Díaz, de la Cerrajería El Sueve. El poco espacio que hay «lo llenamos ya los empleados cada mañana», comenta.

Para el Ayuntamiento esto no es una prioridad. «No hemos tenido demasiadas quejas en relación a los aparcamientos en el polígono y, de hecho, no hace mucho tiempo que desde el Principado se mejoró el acceso y se adecuaron varias plazas», detalla el alcalde, Marcos Gutiérrez Escandón. En relación a los vados, el regidor recordó la obligación de todos los empresarios de abonar el correspondiente impuesto aunque reconoció que estaría dispuesto a negociar «algún tipo de convenio» en relación a este asunto. Y es que, según advierten muchos de los empresarios de Santa Rita, «en la mayoría de los polígonos de Asturias, por no decir en todos, no se cobran vados».

Ampliación

Sí se plantea el equipo de gobierno la ampliación del terreno industrial en el municipio. «Apostamos por la creación de una segunda fase, sobre todo ahora que está en proceso el nuevo Plan General de Ordenación, pero no sabemos aún si sería mejor ampliar en las inmediaciones del actual polígono o trasladarnos a otros puntos. Es algo que está en el aire», detalló Gutiérrez Escandón.

No es una medida que rechacen los empresarios aunque sí entienden que existen asuntos que se deberían mejorar de forma prioritaria. Ramón Pérez, propietario de la empresa Módulo Materiales de Construcción, asume que «existen muchas necesidades pero, tal y como están las cosas, no será el momento de conseguirlas». «La limpieza es totalmente escasa, a pesar de ser las calles suelo público, la iluminación se mejoró gracias al esfuerzo de la propia asociación de empresarios y, en seguridad, seguimos teniendo las mismas carencias», enumera, por su parte, Saúl Díaz.

Este trabajador dejaba patente el abandono por parte del Ayuntamiento en el mal estado de una pequeña riega, que rodea el polígono y muere en el paseo fluvial. «Durante las últimas crecidas se desbordó y hay una parte de la carretera que argayó. Ya se avisó al Ayuntamiento pero nunca vienen a revisarlo. Sabemos que es competencia de la Confederación Hidrográfica del Norte pero si no se hace nada cualquier día un coche o un camión van a sufrir un percance», advierte el parragués.

En cuanto a la seguridad tampoco hay satisfacción entre los empresarios. Susana Rodríguez asumía que «después de haber sufrido importantes robos la cosa está actualmente muy tranquila, pero no porque se haya incrementado la vigilancia». La propuesta para la colocación de cámaras de seguridad sigue estancada y, tal y como explican, «la Policía Local se pasa más bien poco por esta zona».