El Caudal pierde ante el Atlético B y se complica la permanencia

Un gol de Samuel Sánchez en un clamoroso y lamentable fallo del portero local dio el triunfo por cero a uno a los madrileños

JAVIER BARRIOREDACCIÓN
El Caudal pierde ante el Atlético B y se complica la permanencia

Un gol de Samuel Sánchez en un clamoroso y lamentable fallo del portero del Caudal de Mieres, Bielsa, dio el triunfo por cero a uno al Atlético de Madrid B en el primer partido de los dos que deben de jugar ambos equipos para mantenerse en Segunda B la próxima temporada. Ese grave error de Bielsa y los numerosos fallos que en ataque, y sobre todo en la primera mitad, tuvieron los delanteros caudalistas lastraron al Caudal, que ahora debe de salir el próximo domingo en el Cerro del Espino madrileño a por la victoria que le deje en la categoría una temporada más. Para ello deberán los mierenses tener más suerte cara al gol y no cometer errores más típicos de principiantes que de jugadores de la tercer categoría del fútbol español.

El partido no llevaba transcurridos tres minutos cuando el Caudal de Mieres llegaba a las inmediaciones de la portería de David Gil, el habitual suplente del marroquí Bono, con un córner botado por Jorge al que no llegó por poco Rojas en su salto en el que se adelantó a los defensas del filial del Atlético de Madrid.

El Atlético de Madrid B llegó a los cinco minutos por primera vez a las cercanías de la puerta de Bielsa en un disparo lejano de falta a cargo de Aquino que se fue muy alto. Respondió ya en el minuto 10 el Caudal en dos ocasiones seguidas; la primera en un remate en el área pequeña de Jorge solo ante David Gil que despejó como pudo a córner cuando se cantaba el gol en las gradas. El saque de esquina que lanzó Jorge fue rematado por Rojas dejando el balón en los pies de Nacho Fernández que lo chutó alto y fuera cuando lo más fácil era empujarla al fondo de la red.

Un nuevo córner en el minuto 15 la volvió a tener el equipo de Miguel Ángel Álvarez Tomé cuando Rojas ganó la partida por alto a la defensa de los jóvenes colchoneros y su cabezazo fue despejado en la misma línea de gol por Kader. El despeje del jugador atlético el balón cayó en los pies de Abraham pero el exterior caudalista no fue capaz de acertar con una portería vacía de portero pero llena de piernas, sin saber claramente quien despejaba el balón, si jugadores locales o visitantes.

El susto llegó a las gradas en el minuto 16 cuando Omar, jugador del Atlético de Madrid B choca violentamente con Noel Alonso quedando el joven jugador de los madrileños unos instantes inconsciente, siendo necesaria la intervención de los asistentes de ambos equipos. Unos cinco minutos después Omar, fue sustituido por Carlos Ramos.

Se cumplía la media hora de juego con un Caudal dominante pero sin acierto cara al gol. Los hombres de Tomé eran superiores a los del argentino Óscar Mena pero Rojas y tampoco Jorge y Abraham acertaban con la puerta de David Gil.

Los jugadores del filial del recién campeón de Liga llegaron por segunda vez a la puerta de Bielsa en un remate de Aquino, desde la esquina del área grande que salió muy desviado.

La falta de acierto cara a gol de los caudalista hizo, que junto al calor y la presión de los jóvenes jugadores madrileños, los locales dejaran más distancia entre líneas lo que aprovechó el Atlético de Madrid B para lanzar a sus extremos, especialmente por la banda del ex oviedista Aquino que llegaba hasta la línea de fondo pero su centro no encontraba la cabeza de un compañero pues Noel Alonso se adelantó despejando el balón lejos del área blanquinegra.

Aquino se convertía en un problema para los mierenses pues se iba continuamente al centro en donde superaba a los mierenses especialmente a Samuel Baños, que en el minuto 33 tuvo que detenerle en falta que le valió la tarjeta amarilla. Un nuevo centro de Aquino a nueve minutos del final fue rematado en esta ocasión por Kader, pero Bielsa detuvo sin problemas.

Los últimos minutos de la primera parte fueron de ligero dominio de los jugadores del Atlético, quizás por el cansancio pero sobre todo por los nervios que comenzaron a aflorar en los jugadores del Caudal, que se vieron afectados por la falta de gol. Una falta lanzada directamente a puerta por Samuel desde unos treinta metros fue la última acción de ataque de los locales, mientras que Aquino la puso en los pies de Iván Sánchez en el minuto 44 pero la salida de Bielsa en la esquina derecha de su área pequeña evitó el gol visitante. Por tanto con un cero a cero en el marcador ambos equipos se fueron a los vestuarios a disfrutar del descanso.

El Caudal dio un paso adelante nada más comenzar la segunda parte y se fue en busca de la puerta de David Gil, pero con más corazón que cabeza y haciendo fácil la acción defensiva de los jugadores del Cerro del Espino. Los atléticos presionaban la salida del juego en los pies de Nacho Matador y lanzaban a Samuel y Aquino quienes con su velocidad creaban más sensación de peligro que la que realmente hacían sobre la puerta de Bielsa.

Un saque de esquina que provocó Jorge ante el defensa Tiri que acabó sin problemas para los rojiblancos fue la primera acción de cierto peligro por parte de los locales y hubo que esperar hasta el minuto diez de la segunda parte.

Ya era en esos instantes dueño del balón el Caudal que con Nacho Fernández se llevaba todos los balones divididos en el centro de terreno de juego.

El entrenador local, Tomé apostó por un equipo más ofensivo con la entrada de Robert en lugar de Pantiga, en el minuto 62 jugando desde ese instante con defensa de tres y arriesgando en la búsqueda de al menos un gol que le diera el triunfo en el partido.

Corría el minuto 65 cuando Bielsa, evitó con una gran acción el gol de los atléticos a disparo de Iván Sánchez. El despeje de Bielsa fue recuperado en el centro del campo por Samuel Sánchez, el jugador atlético, que desde unos veinticinco metros disparó nada fuerte y muy centrado. El portero Bielsa pone las manos y el balón se le escurre entre ellas y se va dentro de la puerta. Era el cero a uno en un gran fallo del portero del Caudal.

Los caudalistas se vieron afectados por el gol y con muchas dudas ya que no sabían si ir a por el empate o evitar que el riesgo corrido con la defensa de tres sentenciara la eliminatoria ya en el partido de ida. Una acción de Jorge en el interior del área atlética que despejó Benjamín parecía animar a los mierenses que desde ese instante comenzaron a buscar con balones aéreos a Rojas que sacaba partido de su altura aunque sus compañeros no acertaban con la puerta.

El entrenador de los rojiblancos Óscar Mena refrescaba su equipo buscando unas contras que le dieran un segundo gol que dejara a su equipo casi con la eliminatoria ganada ya en Mieres. No obstante los locales seguían con sus balones largos intentando un empate que les diera más opciones en el partido de vuelta el domingo en Madrid.

Un gol que no llegó ni en el minuto cinco del añadido cuando Merchán lanzó un córner que remató de cabeza muy forzado Rojas desde el punto de penalti. El balón se fue alto sin peligro alguno para David Gil. Así se llegó al final del partido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos