«En Asturias hace falta trabajar más en equipo y conectarnos»

El director de las fundaciones ITMA y Prodintec da su visión sobre la innovación en la primera de una serie de entrevistas que utilizan la metodología ‘Lego view’

NOELIA A. ERAUSQUINGIJÓN
«En Asturias hace falta trabajar más en equipo y conectarnos»

Las famosas piezas de Lego se pueden utilizar para jugar, como hacen los niños, o para jugar seriamente, como ya han hecho miles de organizaciones que utilizan sesiones con las coloridas creaciones de esta empresa danesa para crear estrategias y solucionar sus problemas. Sin embargo, esta metodología, conocida como 'Lego serious play', tiene una evolución más, la 'Lego view', una entrevista diferente en la que las respuestas son meditadas mientras se construyen sus representaciones con estos versátiles bloques de plástico. De este modo, la conexión directa entre las manos y el área emocional de la mente permite facilitar conversaciones e incluso llegar a conclusiones que de otra forma serían muy difíciles de alcanzar.

El director de las fundaciones ITMA y Prodintec, Íñigo Felgueroso, abre una serie de entrevistas con la metodología 'Lego view', una entrevista diferente en la que ha desgranado su visión sobre la innovación en Asturias y los retos a los que se enfrentan entidades como las que encabeza. En ella ha actuado como experto el consultor de Talento Corporativo Paco Prieto, certificado en la 'Metodología Lego serious play' para dirigir estas sesiones.

Para Felgueroso, la situación de la innovación en el Principado no es tan diferente a la de otras comunidades y su principal problema reside en la separación entre el conocimiento básico y la industria y el mercado. En esta distancia ve el principal motivo por el que, a pesar de que Europa ha invertido grandes cantidades de dinero en I+D+i, no ha logrado alcanzar el retorno de países como Japón o Estados Unidos. Sin embargo, a pesar de la crisis, es optimista y considera que «arranca un nuevo periodo», puesto que ya se han detectado los errores para salvar lo que ha denominado «valle de la Muerte», donde van a morir los proyectos que no llegan de un lado a otro. En esta metáfora en plástico de la innovación, el director de ITMA y Prodintec echa en falta que el puente que debe unir ambos ámbitos no esté aún construido, algo que otras regiones ya han hecho hace una década o dos. «En Asturias tenemos que empezar a trazar de una manera robusta conexiones a través de pilares tecnológicos que faciliten hacer realidad esas ideas», subraya convencido, después de colocar sobre la mesa tres columnas inconexas entre sus representaciones de la investigación y el mercado.

Pese a esta separación, para Felgueroso «el punto de partida es bueno, los ingredientes los tenemos, el resto es conseguir armonizar todo esto y ponerlo a funcionar», explica, convencido de que lo peor de la crisis ha pasado y que el periodo 2014-2020 será fundamental. En este sentido, defiende la especialización inteligente por la que aboga la Unión Europea dentro de su programa de financiación 'Horizonte 2020', porque aunque los recursos son limitados, lo importante es «invertir bien en lo que somos buenos», señala. Dentro de esa especialización, Asturias parte con ventaja en sectores como el de los materiales avanzados y la nanotecnología, la biotecnología, los procesos de fabricación avanzados y las TIC.

Por otro lado, Felgueroso defiende que «más importante que lo que se mete en un sitio es lo que sale» e insiste en que solo hay un camino «apostar por la innovación», por lo que no cree que los recortes continúen.

Con respecto a la situación concreta del Principado, considera que lo que hace falta es «trabajar más en equipo, empezar a conectarnos en red», sobre todo, cuando los actores de la innovación no son tantos y se conocen unos a otros. Por ello, su primera figura sobre la innovación creada con piezas de Lego se enriquece con más actores y la unión de los diferentes pilares, mecanismos y organismos que permiten llevar los avances desde un terreno teórico al práctico. «En Asturias lo que falta es producto industrial, no fabricar productos de terceros», opina.

Un pequeño muñeco de Lego con una pala sobre una pieza verde se convierte en la administración pública, encargada, según Felgueroso, de «preparar el terreno de juego para que lo demás funcione» y que el resto de agentes puedan salvar el 'valle de la Muerte', mientras que aparecen ejemplos de buen hacer, como la torre que Prodintec recientemente inauguró destinada a innovar en el transporte vertical, la propia creación de centros tecnológicos, el proyecto conjunto de I+D del Principado y ArcelorMittal o los 'clusters'. «Hay que romper muchos tabúes, es un tema de actitud. No podemos quedarnos cada uno en nuestra torre defendiendo lo nuestro», insiste. Por ello, cree que los fondos que reciba el Principado, sobre todo, tienen que destinarse a infraestructuras de I+D que permitan arraigar a grupos de trabajo y empresas en su entorno porque tendrán una ventaja competitiva. «Son apuestas arriesgadas, pero toca arriesgar», afirma convencido, aunque también recuerda que el éxito o el fracaso dependerá exclusivamente de que se acierte con las inversiones. Así, defiende la creación de un polo de innovación fuerte sobre el acero, otro de procesos de transformación y uno más sobre la fabricación aditiva, una tecnología en la que trabaja Prodintec desde hace años. Para esta última reclama un centro tecnológico en exclusiva. «Me gustaría que saliera de Prodintec y que se volviera estratégica» asegura y recuerda la amenaza de no aprovechar las oportunidades, algo subrayado en su modelo de Lego con una bandera roja. «Hay trenes que en Asturias han pasado, como el aeronáutico, el de la automatización o el centro de energías marinas, que hubiera sido un referente», subraya y, para no malgastar esta posibilidad, apoya un sistema en el que los actores públicos y privados se impliquen de forma conjunta.

Por otro lado, según avanza la sesión, aparece otro agente, la sociedad, representada por dos figuras de mayor tamaño que se dan la mano, y en el que la cultura de la innovación tiene que estar en el día a día, empezando por la escuela.

Ejemplo de unión

El tercer modelo creado por Íñigo Felgueroso representa su visión de las fundaciones que dirige: ITMA, dedicada a la tecnología de los materiales, y Prodintec, especializada en el diseño y la producción industrial. Desde la alianza estratégica que crearon hace año y medio, ambas son dirigidas por la misma persona, el propio Felgueroso, y buscan formas de colaborar «porque cuando combinas uno más uno no son dos, sino tres, cuatro o cinco». Para representar esta unión colocó a sus trabajadores en un mismo vehículo y mirando hacia la misma dirección, dando a sus profesionales el máximo protagonismo. «Nos encontramos en la salida del plan estratégico conjunto, el punto de partida es muy bueno y tenemos tres años para ser líderes internacionales en nuestros campos», comenta. Pese a estos ánimos, la consecución de los objetivos sabe que no será fácil y coloca en el camino obstáculos, pero con el optimismo que le caracteriza, defiende que podrán ser salvados y llegar a la meta, representada por una copa. «Tenemos unos centros muy buenos que hay que poner en valor, debemos estar orgullosos de ellos», asegura y recuerda que, aunque la tecnología puede asustar un poco, sobre todo a las pymes, es el futuro y la labor de los centros es «ayudar a solucionar problemas» y conectar la investigación y la innovación.

Así fue la sesión de Lego: Vídeo