La policía carga contra los usuarios de La Madreña

A las siete de la mañana comenzó el desalojo del centro social

IDOYA REY OVIEDO
La policía carga contra los usuarios de La Madreña

La Policía ha desalojado este martes a las seis personas que pasaron la noche de guardia dentro del Centro Social Ocupado y Autogestionado (CSOA) La Madreña, en Oviedo. La actuación policial tuvo como réplica una sentada de concentración de decenas de personas en solidaridad con el colectivo en la céntrica calle General Elorza, que cortó el tráfico durante unos minutos.

Los agentes llegaron al inmueble con cerca de una docena de furgones sobre las 06.30 horas de este martes, 3 de junio, después de que el plazo dado por un juzgado de Oviedo para desalojar el edificio, antigua sede de la Consejería de Sanidad, finalizase en la medianoche del 28 al 29 de mayo.

Las seis personas que se habían quedado a dormir montaron barricadas por dentro con maderas y la Policía utilizó "arietes" para quitar las barricadas hasta llegar al último piso donde se resistían los okupas "de manera pacifica", según relató uno de ellos, Iyán Vigil.

El desalojo duró aproximadamente una hora, hasta que fueron identificados y sacados fuera del edificio. Una vez en el exterior, al fondo de la calle empezó una concentración en solidaridad con los desalojados.

Pasadas las 08.30 horas, los concentrados se sentaron en la carretera en el cruce de General Elorza con avenida de Pumarín, y los agentes tuvieron que sacarlos de la calzada con forcejeo y arrastrándolos por el suelo. Entre ellos se encontraba el portavoz de IU en el Ayuntamiento de Oviedo, Roberto Sánchez Ramos.

Se cumplé así el auto dictado por La Audiencia Provincial que ordenaba su desalojo. El tribunal había dictado este auto al estimar el recurso de apelación interpuesto por la Fiscalía y por la empresa propietaria del edificio, la constructora Sedes, contra la resolución dictada por el juzgado de instrucción número 1 de Oviedo que había rechazado el desalojo del inmueble que había sido solicitado por la empresa.

En dos años y medio de vida, La Madreña, el centro social ocupado y autogestionado, ha conseguido que las calles de la ciudad se llenen varias manifestaciones como no se ven muchas. Más de 3.000 personas marcharon el pasado miércoles por el centro de Oviedo en protesta por la orden de desalojo que ya se ha convertido en un hecho hoy. No será, sin embargo, el fin de La Madreña. Eso lo dejaron claro los usuarios.