Detenidos dos miembros de un grupo dedicado al robo de tiendas de telefonía

El mismo establecimiento sufrió en diciembre un segundo robo en el que los autores sustrajeron aparatos por valor de 15.000 euros

EFE ,OVIEDO

La Policía Nacional ha detenido a dos miembros de un grupo criminal al que se le imputa el robo en Asturias de nueve establecimientos de telefonía móvil en tan solo tres meses, ha informado la Comisaría de Gijón en un comunicado.

Según los investigadores, los detenidos planificaban meticulosamente sus asaltos y actuaban de madrugada en pocos minutos tras fracturar y extraer los bombines de las puertas de acceso.

La Policía inició la investigación el pasado mes de setiembre, cuando se produjo el robo en una tienda de telefonía móvil en Gijón de la que fueron sustraídos "smartphones" o teléfonos inteligentes por valor de 36.000 euros.

El mismo establecimiento sufrió en diciembre un segundo robo en el que los autores sustrajeron aparatos por valor de 15.000 euros.

En el intervalo entre estos dos robos se produjeron otros siete en establecimientos de Langreo, Oviedo, Pola de Siero y Avilés.

Las pesquisas desarrolladas permitieron determinar una misma autoría para todos estos hechos al presentar idéntico sello de identidad en su forma de ejecución.

Los investigadores lograron averiguar que los autores pertenecían criminal dedicado a perpetrar robos en establecimientos de venta de aparatos tecnológicos y de telefonía por los que ya habían sido detenidos anteriormente en Madrid, Móstoles y Toledo.

En el desarrollo de la investigación los agentes pudieron identificar y localizar a dos integrantes del grupo que ya fueron arrestados en Madrid como presuntos responsables de pertenencia a grupo criminal, nueve robos con fuerza y un delito de receptación.

En los registros domiciliarios practicados se ha incautado gran cantidad de herramientas, entre ellas palanquetas, gatos hidráulicos, patas de cabra, extractores de bombines, inhibidores y prendas para ocultar su identidad.

La operación policial, que aún continúa abierta, ha sido llevada a cabo por la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta de la Comisaría de Gijón con el apoyo del Grupo XXIV de la Brigada de Policía Judicial de Madrid. EFE