El Comercio

Gijón, 22 sep (EFE).- Convertir a Gijón en una ciudad "amable" sin atascos de tráfico, con menos contaminación ambiental y gasto energético, es el objetivo del Plan Integral de Movilidad Sostenible, cuyo boceto ha sido presentado hoy en el Ayuntamiento.

La Unión Temporal de Empresas formada por las firmas Moviltrans y Consultrans, que han ganado la licitación del proyecto, han iniciado en agosto pasado el programa que se prevé estará finalizado en septiembre del año próximo.

El estudio se realizará en dos fases, una cuantitativa y otra cualitativa, y determinará las necesidades para mejorar la movilidad como un elemento compatible con el urbanismo y las medidas correctoras a adoptar.

Fomentar los desplazamientos a pie y el uso de la bicicleta y del transporte colectivo es uno propósitos del plan, que incluye el estudio de los puntos negros de tráfico, de las horas y zonas de atascos, y de la oferta y demanda de zonas de aparcamiento.

Para la elaboración del diagnóstico se realizarán encuestas a los ciudadanos, para cumplir con una de las condiciones del contrato que establecía la necesidad de que el programa sea participativo y transparente, según han informado responsables de la UTE.