El Comercio

Oviedo, 14 nov (EFE).- La Asociación Nacional Animales con Derechos y Libertad (Anadel) ha trasladado hoy su repulsa hacia los últimos ataques ocurridos contra el lobo en Asturias y ha calificado de "pésima" la gestión llevada a cabo desde la Consejería de Desarrollo Rural.

Para esta organización, es preciso actuar ante los cada vez más numerosos actos de furtivismo y evitar lo que se ha convertido en una costumbre: "colgar y decapitar ejemplares de estos magníficos animales que son símbolo de nuestra riqueza medio ambiental y un pilar indispensable para el equilibrio de nuestro ecosistema".

En un comunicado han denunciado también la "nula intervención" de la Consejería ante estos hechos y han reclamado la dimisión de su titular, María Jesús Álvarez.