El Comercio

Luarca, 28 dic (EFE).- Las cenizas del director artístico Manuel Gil Parrondo y Rico, fallecido el día de Nochebuena en Madrid a los 95 años, reposan desde hoy en el cementerio de su localidad natal, Luarca, a escasos metros del Nobel asturiano Severo Ochoa.

Los restos mortales de Parrondo, ganador de dos Óscar y cuatro Goyas, fueron trasladados por familiares y amigos desde la iglesia de Santa Eulalia, donde se ha celebrado un funeral en su memoria, hasta el cementerio de Luarca, localidad costera asturiana que tras su muerte decretó tres días de luto oficial en memoria de uno de los directores artísticos más reconocidos del mundo.

Junto a su viuda y tres de sus hijos, que han recordado que su padre pidió ser enterrado en el cementerio de su lugar de nacimiento situado frente al mar, entre los asistentes a las exequias se encontraban el consejero de Cultura del Gobierno asturiano, Genaro Alonso, y el alcalde del municipio, Simón Guardado.

"Siempre había dicho que no se iba a ir joven", ha comentado su hija Inmaculada mientras su hijo Alberto ha agradecido al Ayuntamiento de Valdés y al Principado que ayudaran a cumplir el último deseo de su padre: "descansar mirando al mar y con esta luz tan bonita".

Parrondo y Rico obtuvo dos Oscar a la mejor dirección de arte por "Patton" (1970) y "Nicolás y Alejandra" (1971) de Franklin Shaffner y cuatro Goyas a la mejor dirección artística por "Canción de cuna" (1994), "You're the one" (2001), "Tiovivo c. 1950" (2005) y "Ninette" (2006), todas de José Luis Garci.

Nacido el 17 de junio en 1921 en Luarca, sus orígenes artísticos se remontan a 1935, año en que ingresó en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando, donde fue discípulo del pintor Vázquez Díaz, aunque finalmente se decantó por la dirección artística.

En la década de los cincuenta y sesenta se consolidó como uno de los ambientadores artísticos españoles de fama internacional, gracias a superproducciones estadounidenses rodadas en España como "Mister Arkadin" (1955) de Orson Welles; "Espartaco" (1960) de Stanley Kubrick; "El Cid" (1961) de Anthony Mann o "Lawrence de Arabia" (1962) y "Doctor Zhivago" (1965) de David Lean.

Durante su carrera, también trabajó en series de televisión como "Anillos de oro" de Pedro Masó o "La Regenta" de Fernando Méndez-Leite y montó la escenografía de obras teatrales como "Arsénico y encaje antiguo" (1987), "Tres sombreros de copa" (1992) o "El diario de Ana Frank" (2002) de José Tamayo.

Gil Parrondo, miembro fundador de la Academia Española de Cine, fue reconocido con la Medalla de Oro de la institución en 1999 y fue nombrado en 1994 Hijo Predilecto del municipio de Valdés a cuya capital, Luarca, regresó hace cuatro años para inaugurar la calle que lleva su nombre.