El Comercio

Oviedo, 27 ene (EFE).- La Consejería de Sanidad está ultimando el traslado de todas las dependencias sanitarias del viejo Hospital Central Universitario de Asturias (HUCA), de El Cristo, al de La Cadellada con la ubicación en el nuevo centro de la unidad de aislamiento del ébola y la nueva unidad de coordinación del SAMU.

En declaraciones a los periodistas durante una visita al HUCA, Del Busto ha resaltado que con este traslado se cumple el compromiso de "vaciar, a finales de febrero y principios de marzo, la inmensa mayoría de las instalaciones del viejo HUCA".

"Sólo queda la lavandería y casi ninguna cosa más", ha subrayado Del Busto, que ha afirmado que no deja de ser "un baluarte muy importante para un hospital del calibre, magnitud y prestigio del HUCA el poder contar con una unidad de aislamiento con el traslado de la unidad del ébola al centro de La Cadellada.

El consejero ha indicado que es "una vieja aspiración" y que "no supone dilapidar el dinero" el poder contar con unidad en la que tratar a personas infectadas por algún tipo de enfermedad o intoxicadas ante reacciones nucleares o químicas.

También ha señalado que la ubicación del programa Marco de Atención a las Urgencias y Emergencias Sanitarias (SAMU) en el nuevo centro hospitalario de Oviedo "gana fundamentalmente en cercanía a una zona de acceso a todas las carreteras de Asturias".

Del Busto ha indicado que la nueva ubicación en el HUCA es "ideal" para el SAMU, ya que estarán cerca de los servicios de traumatología y cirugía a los que suelen trasladar sus pacientes.

Por último, ha dicho que supone que sus profesionales "no queden aislados a más de dos kilómetros de distancia del nuevo HUCA" y puedan "compartir conocimientos" con los demás facultativos.