El Comercio

Oviedo, 4 may (EFE).- La presidenta del PP de Asturias, Mercedes Fernández, ha calificado hoy un "ejemplo" a la Fundación Vinjoy, de la que ha destacado su área de colocación e inserción laboral como una apuesta por la inserción que merece el "reconocimiento colectivo".

La dirigente ha realizado estas declaraciones durante la visita a las instalaciones del centro, en la que ha estado acompañada por el vicesecretario de Política Social del PP de Asturias, Matías Rodríguez Feito, y el director de la Fundación Vinjoy, Adolfo Rivas, junto al equipo de orientación laboral.

Ha valorado la importancia que supone para las personas afectadas por alguna discapacidad "tener una oportunidad de empleo en vez de estar confinados en una pensión", porque ha apuntado que disponer de una opción de trabajo es tenerla de vida.

La dirigente popular ha considerado que la Fundación Vinjoy es un orgullo para Asturias, que cuenta con una dirección que "sabe dinamizar" los recursos disponibles y tratar de trasladar a las instituciones y la Administración las necesidades que tienen.

"Aquí la aportación de un recurso público, por pequeño que sea, se multiplica por mil", ha dicho Fernández, que ha apuntado que hay que ser conscientes de que se trata de un "ejemplo de crecimiento y de expansión", que nació en la lucha y el tratamiento de personas sordas para seguir avanzando en la ayuda a discapacitados y afectados por problemas físicos y psíquicos, y también laborales.

Ha abogado por la prestación de una "ayuda adicional" para las personas que tienen alguna dificultad, quienes también precisan "recursos".

Para la presidenta regional del PP, un pequeño número de personal está dinamizando la agencia de empleo, en la que con una "plantilla minúscula están consiguiendo unos logros mayúsculos".

Fernández ha reseñado que "modestamente" practica con el ejemplo que puede, y ha detallado que su secretaria asistente personal tiene síndrome de Down.

"Todos tenemos que implicarnos y decir que queremos colaborar, porque no es un problema de ellos es nuestro, cada uno con lo que pueda aportar", ha agregado.

"No es lo mismo darles una pensión y que estén confinadas en su casa", ha dicho Fernández en referencia a "personas que quieren insertarse en el mundo laboral", por lo que entiende que es "obligación de todos pasar de los discursos a ponerse manos a la obra para hacer cosas por gente que necesita un plus de ayuda".

Ha planteado la posibilidad de utilizar "las capacidades y las sinergias que aquí se pueden gestionar para exportar fuera de Asturias lo mucho y bueno que se hace", como en los intérpretes a través de lenguaje de signos.