El Comercio

Oviedo, 19 jul (EFE).- La consejera de Servicios y Derechos Sociales, Pilar Varela, duda que el centro de discapacitados neurológicos Stephen Hawking de Langreo pueda abrir sus puertas tras el verano puesto que aún tiene pendiente el equipamiento y la aprobación de la orden ministerial que regulará sus usos.

La presidenta del PP de Asturias, Mercedes Fernández, avanzó ayer que este centro puede ver acortados los plazos para su puesta en funcionamiento y que éste se produzca al inicio del próximo curso político.

"Creo que es demasiado optimista", ha afirmado hoy en rueda de prensa la consejera, que ha dicho que le alegaría que fuese así o que tuviese lugar a lo largo de este mismo año, lo que sería una gran noticia para la comarca.

En cualquier caso, ha dicho que aún falta la orden ministerial que asegure, tal y como ha demandado el Principado, que la atención de este centro se lleve a cabo por personal público de manera directa.

Este centro de atención residencial, que contará con 60 plazas y un centro de día con 30, empezó a tramitarse hace once años con la firma de un protocolo de colaboración entre el Ministerio de Trabajo y el Principado y ha supuesto una inversión superior a los 13 millones de euros.