El Comercio

Oviedo, 12 dic (EFE).- La consejera de Desarrollo Rural y Recursos Naturales, María Jesús Álvarez, ha pedido hoy a los grupos parlamentarios con representación en la Junta General que den su apoyo al proyecto de presupuesto regional para 2018, ya que es "necesario" para el medio rural asturiano.

"Para este presupuesto solicitamos el apoyo de la Cámara, un apoyo necesario para el medio rural de Asturias, ganaderos, agricultores, para los emprendedores, el sector agroindustrial, forestal, pescadores y para el campo de Asturias", ha expuesto Álvarez en su comparecencia ante la Comisión de Hacienda y Sector Pública de la Junta General, donde ha dado cuenta del presupuesto de su Consejería para el año 2018, que asciende a 206,7 millones de euros, con una subida del 12 por ciento.

Álvarez ha afirmado que el de 2018 es un presupuesto "expansivo e inversor" y afianza el crecimiento que ha experimentado la Consejería a lo largo de esta legislatura.

La consejera ha afirmado que el presupuesto lidera la inversión, que llega "directamente al campo asturiano", y que son unas cuentas en las que el apoyo a la ganadería "representa la mitad del esfuerzo presupuesto".

El presupuesto apuesta por la modernización, la incorporación de jóvenes, incrementa los pagos agroambientales, contempla la mejora de la sanidad alimentaria, pone al servicio del sector herramientas como los préstamos bonificados, refuerza la dotación económica para seguros agrarios y apoya las producciones con sello de calidad.

Según ha sostenido la consejera, refuerza el compromiso con la mejora de las infraestructuras rurales y la concentración parcelaria, y en él crecen las medidas para la prevención de incendios y hay una "apuesta clara" por el programa Leader, las cofradías de pescadores y la investigación.

Destaca en este presupuesto una partida de 300.000 euros para hacer frente a las infraestructuras dañadas en los incendios de octubre de este año, que el Ejecutivo autonómico quiere poner en marcha en cuanto se aprueben las cuentas.

Se trata de un nuevo crédito que gestionarán las entidades locales y que, en principio, se va a articular mediante la elaboración de unas bases para que las entidades que hayan sufrido afectaciones en las infraestructuras puedan encontrar una línea de compensación para la restauración de las infraestructuras.

Otra de las novedades citadas por Álvarez son los 130.000 euros destinados a apoyar la financiación del sector agrario mediante la bonificación de préstamos de agricultores y ganaderos con entidades financieras.

Se concreta en una quita sobre la comisión de apertura y otra, sobre el interés anual del préstamo.