El Comercio

Oviedo, 12 jul (EFE).- El diputado regional del PP David González Medina ha alertado hoy de la necesidad de una ?rectificación en la política educativa? para acabar con la ?persecución? a la enseñanza concertada y a la asignatura de religión por parte del Gobierno socialista, al que ha calificado de ?sectario?, con un ideario ?rancio y carca?.

González Medina ha denunciado que el Gobierno regional emprendió un plan en esta legislatura para recortar unidades en la enseñanza concertada que derivasen en el cierre de centros.

En este sentido, ha reconocido que Asturias necesita una reordenación del mapa escolar por la nueva realidad demográfica de la región, cuya despoblación ha provocado que se oferten demasiadas plazas para la cantidad de escolares que hay.

Sin embargo, el grupo popular considera que esta reordenación deben hacerla las familias mediante un ejercicio de libre elección y no a través del ?dedo organizador? del consejero de Educación, Genaro Alonso.

Sobre este asunto, ha defendido que una libre matriculación de los padres revelaría aquellos centros que deberían reducir unidades, mantenerlas o incluso ampliarlas, lamentando que no se haga así por culpa de un gobierno que tiene ?alergia a la democracia?.

Además, ha recordado que varias sentencias judiciales han dado la razón a centros y sindicatos de la enseñanza concertada, que denunciaron la ilegalidad a la hora de establecer las ratios, a pesar de los innumerables recursos y trabas puestas por el Principado.

Desde su punto de vista, lo más preocupante no es que cometa un error, sino que el Ejecutivo autonómico siga insistiendo y recurriendo mientras argumenta que lo ha hecho bien.

Un Gobierno ?sectario?, que rompió el pacto educativo a nivel nacional y que quiere acabar con la enseñanza concertada y con la asignatura de religión, machacando y persiguiendo a las familias que eligen esta opción con libertad, ha concluido.